La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y ConciliaciónRocío Ruiz, ha destacado que hasta 739 jóvenes extutelados por la Junta de Andalucía han conseguido un contrato de trabajo gracias al Programa de Mayoría de Edad. En concreto, durante el año 2020, se llevaron a cabo 4.237 atenciones a estos jóvenes, a quienes se realizaron 1.442 itinerarios de inserción sociolaboral que tuvieron estos excelentes resultados en el ámbito del empleo.

«Nuestro compromiso es que ningún chico o chica que cumpla la mayoría de edad se quede en la calle en nuestra tierra. Para ello, trabajamos con mucho esfuerzo hacia un modelo de calidad y calidez que da respuesta a lo contenido en la Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía, aprobada por el Parlamento, referente a la preparación para la vida independiente», ha destacado.

El valor de un programa de inserción social y laboral

La incorporación de estos y estas jóvenes al mundo laboral ha sido posible gracias a la implantación de un programa de inserción social y laboral. Además de atender las necesidades básicas de estos chicos y chicas recién alcanzada la mayoría de edad, desarrolla actuaciones de capacitación en competencias laborales y formación profesional, necesarias para facilitarles la adquisición de habilidades para una vida independiente.

Así, en el Programa de Adquisición de Competencias Sociolaborales (PACS) se atienden personas tanto migrantes como nacionales y consta de dos programas especializados.

Por una parte, el Programa de Centros de Orientación e Integración Laboral (COIL) destinado a menores que se encuentran en centros de protección con edades comprendidas entre los 16 y 18 años, que dispone de 143 plazas.

Por otra parte, el Programa de Mayoría de Edad (P+18) dirigido a menores y jóvenes entre los 16 y los 25 años, que se desarrolla por dos tipos de recursos. Los de alta intensidad, que son pisos de autonomía para jóvenes provenientes del sistema de protección de menores que carezcan de apoyo familiar, vivienda y recursos personales, sociales y económicos indispensables. Otros los de media intensidad, cuyo es objetivo es orientar, asesorar y apoyar una adecuada inserción sociolaboral a menores del sistema de protección y a los jóvenes de hasta los 25 años procedentes del mismo.

Ampliación del número de plazas y servicios

Desde el inicio de la legislatura, la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha ampliado de forma significativa el número de plazas y servicios destinados a personas extuteladas. En concreto, en media intensidad, se ha pasado de 38 a 50 recursos; y en alta intensidad, en 2018 se disponía de 215 plazas que a lo largo de 2021 se han aumentado hasta las 835 actuales, lo que supone un incremento de casi un 300% respecto al año 2018.

En total, una inversión que asciende a cerca de 14 millones de euros para unos recursos y programas que se han homogeneizado mediante un protocolo de actuación aprobado a principios de este año. Con este protocolo, se ha regularizado el procedimiento de acceso de estos jóvenes a los distintos recursos, incrementando la coordinación interinstitucional y la eficacia de las intervenciones profesionales para la adecuada utilización y el máximo aprovechamiento de los recursos disponibles.

Finalmente, Ruiz ha recordado que algunos de los recursos que tiene activos la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación van dirigidos a chicos y chicas en situación de extrema vulnerabilidad. Así por ejemplo, «se han puesto en marcha pisos para jóvenes con discapacidad leve o moderada, recursos para jóvenes refugiados y, a través del pacto de Estado contra la Violencia de Género, plazas para la atención integral de mujeres jóvenes procedentes del sistema de protección para posibles víctimas de violencia de género y de trata susceptibles de serlo».

Convenios con Cajasol y las universidades andaluzas

Por otra parte, la consejera ha informado de otros programas que también tiene en funcionamiento su departamento, como el programa ‘Incorpora Jóvenes procedentes del sistema de protección de menores de la Junta de Andalucía’, que desarrolla mediante un convenio de colaboración con la Fundación Cajasol y la Fundación Bancaria la Caixa. Dotado con un importe total de 5,8 millones de euros, es gestionado a través de 15 entidades sociales distribuidas en las ocho provincias andaluzas que desarrollan actuaciones en los ámbitos de la formación, la intermediación, el retorno educativo, el retorno social, micro emergencias, mentoría y colaboración con empresas de inserción. En 2020, este programa ha permitido atender a 1.131 jóvenes, de los cuales 441 han conseguido insertarse en actividades laborales.

Asimismo, se ha referido a los convenios suscritos con las distintas universidades andaluzas para la cesión de plazas en colegios mayores y residencias universitarias para aquellos y aquellas jóvenes extuteladas que deseen continuar sus estudios y carezcan de medios para ello.

Leer también

Empleo destina a la provincia de Cádiz 760.000 euros para la digitalización de autónomos y empresas de economía social

El delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, …