album-art

Acuerdo entre Ayuntamiento, obispado y la promotora Hermanos Lahule para desarrollar y dar uso a los más de 7.000 metros cuadrados del Antiguo Convento de Capuchinas

San Fernando ha protagonizado hoy otro importante anuncio para la ciudad con un proyecto “muy positivo y con valor añadido para ciudad”. El escenario elegido ha sido la capilla del antiguo convento de las Capuchinas de San Fernando, y los encargados de trasladarlo a los medios de comunicación y la ciudadanía han sido la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, la ecónoma de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Carmen Lobato, y el responsable de la empresa Promociones Hermanos Lahule, Fermín López.

En esa antigua capilla, hoy se ha dado a conocer el acuerdo a tres bandas entre Ayuntamiento, Obispado de Cádiz y la promotora Promociones Hermanos Lahule para desarrollar y dar uso al antiguo Convento de Capuchinas de San Fernando, actualmente en desuso tras la marcha de las últimas religiosas en el año 2017.

La regidora ha explicado que el ámbito de actuación tiene una potencialidad enorme, ya que se trata de unas instalaciones de más de 7.000 metros cuadrados -con un amplio huerto y jardín,
viviendas parroquiales y un magnífico claustro-, y en el centro de la ciudad, “en pleno corazón de San Fernando”. De hecho, se espera que el desarrollo de este suelo suponga un auténtico
revulsivo para esta zona de la ciudad. Cavada ha dejado claro que para llegar a este acuerdo “ha habido muchas reuniones y trabajo para la búsqueda de soluciones y puntos de acuerdo, así como trámites que se han iniciado para desarrollar este proyecto de puesta en valor”, que la alcaldesa ha calificado de “redondo”, y del que tanto el Obispado como el promotor han destacado su carácter social, sostenible e
integrador.

En palabras de la alcaldesa, “como alcaldesa recibo muchas propuestas y proyectos, los más ilusionantes y perfectos son esos proyectos de fin de carrera donde todo cuadra. Y este que se va a poner en marcha en este espacio ahora en desuso es justo así, con el añadido de que además se podrá hacer realidad”.

Como ha explicado la primera edil, “el objetivo es que este suelo volviera a ser un espacio de convivencia como lo fue el convento”. Por eso, en estos espacios se va a construir una residencia de personas mayores, una importante zona verde y un espacio abierto a la convivencia intergeneracional, y también habrá desarrollo de viviendas de todo tipo de regímenes (renta libre, VPO y alquiler social) para abrir la puerta a distintos tipos de residentes y segmentos sociales.

El promotor de la iniciativa también ha insistido en que el proyecto tiene carácter social, sostenible, integrador, que permite la cohesión y la mixtura social entre distintos segmentos, que enlaza
con los objetivos de la Agenda 2030 y con el nuevo modelo de desarrollo urbano de San Fernando. “Entre todos tenemos que hacer una ciudad más amable, sostenible e inteligente. Y nosotros queremos aportar a esa mejora de San Fernando”, ha dicho López.

El desarrollo residencial de distintos regímenes permitirá en algunos de los casos precios muy asequibles, tal como demanda la ciudadanía. Serán viviendas de calidad, con un desarrollo más compacto y en altura, y que van a incorporar ese concepto pionero de los espacios colaborativos y de implicación generacional en los que jóvenes y mayores conviven y comparten espacios comunes. Se construirán en la trasera del convento, lindando con los núcleos residenciales ya existentes de la avenida Reyes Católicos. De esta forma, habrá un mayor espacio para la proyectada zona verde, que rondará los 3.000 metros cuadrados.

En lo que respecta a la residencia de personas mayores, el objetivo es también lograr esa integración de esta población con unas instalaciones en pleno centro de la ciudad. Un espacio donde se les dé asistencia y cobertura y al mismo tiempo se les abra la posibilidad de disfrutar de la ciudad y de la convivencia generacional.

Otro de los aspectos que ha destacado el promotor es la apuesta por la sostenibilidad. Así, se contempla una construcción de edificios con calificación energética A, y con utilización de energía fotovoltaica para las zonas comunes. Entre las propuestas destaca la recuperación de la noria del huerto del siglo XVII y del
aljibe, lo que permitirá la reutilización de las aguas de lluvia, etc. Será una importante recuperación patrimonial, como la del claustro, que permitirá que elementos singulares e importantes puedan ser reutilizados, conservados y visitados.

Además, como parte del acuerdo, el Ayuntamiento recibirá la cesión de la antigua capilla del convento y sus espacios anexos, que se encuentran en muy buen estado, y que se adaptarán y adecuarán como equipamiento ya que el Consistorio tiene previsto ofrecer al Consejo Local de Hermandades y Cofradías
para ser sede administrativa, pero también como lugar de actos culturales.

Por su parte, la ecónoma de la Diócesis también ha puesto de relieve el hecho de que esta iniciativa para el antiguo convento, que por sus características no podía tener ya uso pastoral, aglutine diferentes facetas, de las que la más destacada es sin duda la social.

Como ha destacado Lobato, esta propuesta permitirá mantener y conservar lo que para los isleños y la propia Iglesia suponen las Capuchinas, ya que se van a conservar la capilla, su fachada y los
elementos históricos más conocidos, al tiempo que se abren nuevas oportunidades. Por ejemplo, ha destacado que “el que el antiguo monasterio vaya a ser una residencia es el mejor uso que se puede hacer de él”.

Comparte esta noticia
Ir al contenido