La empresa municipal Aguas de Cádiz sigue trabajando para alcanzar el objetivo que se propuso al poner en marcha el proyecto de ampliación y mejora de la red de fuentes de beber de poder disponer de una fuente pública por cada mil habitantes. Para seguir aumentando los puntos de acceso al agua en espacios públicos, Aguas de Cádiz ha iniciado ya en estos días en algunos puntos de la ciudad las obras previas necesarias para instalar otras seis fuentes del “modelo Cádiz” -como las que se vienen repartiendo por todos los barrios en los últimos meses- con lo que el número total de fuentes nuevas ascenderá ya a 75 mientras que el número total de fuentes de beber, teniendo en cuenta también los modelos antiguos, se situará en 102.

Así, los puntos en los que se ubicarán estas nuevas fuentes son: avenida Amílcar Barca, concretamente frente al edificio de la Junta de Andalucía, cerca de la escalera de caracol que baja a la playa Santa María del Mar; en los aledaños del Museo del Títere ubicado en Puertas Tierra, cerca de la Bóveda de Santa Elena; en la avenida de la Sanidad Pública, más exactamente frente al apeadero de trenes de Segunda Aguada a la altura de la avenida de Portugal, en el parque situado en esta misma avenida de la Sanidad Pública, frente al colegio Amor de Dios y cerca de la avenida Marconi; en la Plaza Rafael Alberti, frente al Centro de Salud de La Paz y en el Paseo Marítimo de La Bahía, junto al estribo del Puente de la Constitución de 1812.

El Plan de Revisión y Ampliación de Fuentes de Agua potable que está ejecutando la empresa municipal, además de dar cumplimiento a un acuerdo plenario, forma parte de la Campaña Progrifo que Aguas de Cádiz viene desarrollando desde hace un tiempo para incentivar el consumo del agua de la red pública y concienciar a la población de los beneficios que tiene el consumo del agua del grifo por ser de buena calidad, más ecológica y más barata. La ampliación y mejora de las fuentes públicas garantizan el acceso al agua potable de los transeúntes y turistas que visitan la ciudad, favorece el consumo de agua frente a bebidas edulcoradas y cuida del medio ambiente al reducir la generación de residuos que generan las botellas desechables

Para la presienta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, el esfuerzo que está realizando la empresa pública para mejorar y ampliar la dotación de surtidores en los espacios públicos, en particular en parques, jardines y zonas infantiles, deportivas y educativas, “nos sitúa al mismo nivel de grandes ciudades del mundo con los que compartimos la apuesta por recuperar los puntos de suministro en la vía pública, incentivar el consumo del agua del grifo y hacer de nuestra ciudad un lugar más amable, más saludable y más respetuoso con el medio ambiente”.

De hecho, con el objetivo de llegar a una ratio de una fuente pública por cada 1.000 habitantes, la ciudad de Cádiz va camino de situarse a la cabeza de Andalucía y de España en cuanto al número de fuentes de agua potable.

Cabe recordar que Aguas de Cádiz optó por instalar un modelo original y único para la ciudad -el llamado modelo Cádiz- que cumple con los criterios generales de calidad paisajística además de que son resistentes, de fácil mantenimiento, antivandálicas, estás adaptadas a personas con movilidad reducida y cuentan con bebederos para mascotas. Hechas de granito gris, la fuente, diseñada con recursos propios municipales, recoge elementos arquitectónicos del pasado común de la ciudad: los acueductos romanos, las atarjeas de piedra, los arcos de descarga y contrafuertes de las estructuras abovedadas de los aljibes característicos de las casas gaditanas y el pozo de brocal octogonal como símbolo de los patios tradicionales de Cádiz.

Leer también

Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez, pide a los jerezanos “que no bajemos la guardia”

Ante la finalización del estado de alarma en todo el país, por parte del Gobierno de Españ…