Por-qué-celebramos-el-28-de-febrero

Aguas de Cádiz y la Universidad de Cádiz han firmado un convenio para la investigación de la calidad de las aguas y las posibles causas de la pérdida de la Bandera Azul en la playa de La Caleta, con el fin de poder determinar las circunstancias por las que las muestras, en determinadas ocasiones, han dado como resultado un notable alto y no el sobresaliente que acostumbraba a dar.  

Aunque en los últimos cuatro años tan solo tres muestras han pasado de sobresaliente a notable, siempre con calidad buena para el baño, el compromiso de la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cádiz y de Aguas de Cádiz con la ciudad es esclarecer las posibles causas que no han permitido obtener el reconocimiento de Bandera Azul a esta playa tan emblemática de la ciudad.  

Para ello, se ha firmado un acuerdo de colaboración con la UCA, concretamente con su departamento de Física Aplicada y Tecnología del Medio Ambiente, que desarrollará en los próximos meses un estudio de comportamiento de los posibles contaminantes teniendo en cuenta las peculiaridades físicas la playa y otros condicionantes como los vientos, oleajes, mareas, salinidad y corrientes. 

Estudios preliminares antes de la investigación

Antes de comenzar la investigación se han descartado causas como vertidos procedentes de la red de saneamiento, ya que esto sólo ocurre en determinadas circunstancias cuando hay lluvias torrenciales. Dichos vertidos son autorizados por la Junta de Andalucía y quedan registrados, por lo que se ha podido comprobar que no coinciden con los días de recogida de muestras. 

Además, desde 2015 estos vertidos se han reducido en un porcentaje muy elevado gracias a las obras de limpieza y mantenimiento de los colectores. La tendencia de la empresa municipal de Aguas, de hecho, es aspirar a vertido cero. Todo apunta a que los niveles están alterados por algún factor que tiene su origen en la propia masa de agua, no en tierra. Es algo que ocurre ya en el mar y que se manifiesta en bolsas de agua que, por las dinámicas y corrientes, ha llegado hasta el punto de muestreo ese día en particular de ese año puntualmente y además en circunstancias muy particulares como una marea bastante baja y viento, en concreto, de Levante.

En primer lugar, se ha aumentado el número de recogida de muestras de agua, superior a las decretadas por la Junta de Andalucía, teniendo en cuenta los condicionantes de vientos, oleaje, mareas, barcos fondeados, salinidad y corrientes. La UCA, por su parte, desde el 20 de junio de 2022 ha comenzado a crear un modelo hidrodinámico que permite simular las corrientes teniendo en cuenta todas sus peculiaridades, y se ha comprometido a ofrecer los resultados de dichos estudios en enero de 2023. 

Modelo para simular las corrientes

El equipo de profesionales implicados en el estudio está creando un modelo hidrodinámico que permite simular las corrientes ya sean debidas al viento, a la marea, al oleaje o a las variaciones en la temperatura y la salinidad del agua y las mareas. Para ello, se ha realizado una batimetría detallada de la zona de estudio y topografía de la línea de costa, se han señalado los condicionantes iniciales en los que se ha tenido en cuenta los valores de temperatura, salinidad y corriente en los puntos de toma de muestra. Además, se han recabado las condiciones de contorno con los valores de temperatura, salinidad,  corrientes en los contornos abiertos de la malla y coeficientes de las mareas. Por último, se han recogido datos de viento medido a 10 metros de altura (velocidad y dirección) presión atmosférica y los coeficientes de marea. 

Una vez validado el modelo hidrodinámico, se realizará el estudio de dispersión de contaminantes de forma que se pueda conocer el origen de un vertido o determinar un destino al cabo de un tiempo determinado. El modelo que se ha elegido es el DELFT 3D-FLO W por versatilidad ya que permite realizar tanto simulaciones hidrodinámicas (por el estudio de corrientes) como transporte (sedimento, contaminación, material disuelto, descarga de aguas residuales…), tanto en 2D como en 3D. Este modelo está diseñado para realizar estudios multidisciplinares en zonas costeras, ríos y estuarios, por lo que se considera el más apropiado para la playa de La Caleta. 

Corregir las causas para el próximo verano

Con el modelo ya configurado con todas las peculiaridades del estudio, se realizarán diversas simulaciones teniendo en cuenta los parámetros microbiológicos y químicos de las diferentes muestras tomadas previamente y permitirá obtener conclusiones sobre el comportamiento de los contaminantes y así poder averiguar las posibles causas y corregirlas para el próximo verano. Este convenio será enriquecedor para ambas partes, ya que permitirá ampliar el conocimiento y la experiencia en materia de implementación de modelos hidrodinámicos con dispersión de contaminantes, lo que constituye un objetivo de gran interés para ambas entidades.