quitanieves

La borrasca Filomena post-navideña ha dejado estampas inusuales en gran parte del país. La capital de España se ha convertido en una pequeña Laponia con más de 50 centímetros de grosor de nieve, con carreteras ocultas bajo esta capa blanca y con graves problemas de comunicación.

Contrastan las imágenes de personas disfrutando del temporal con ‘guerras de bolas’ o construyendo diferentes creaciones geométricas, con otras de vehículos colisionando, y de gente atrapada sin poder salir de casa o del hotel.

Es por ello que la Junta de Andalucía ha decidido actuar para ayudar a la Comunidad de Madrid y al Consistorio de la capital. El presidente autonómico de la región del sur anunciaba que enviarían once máquinas quitanieves para “ayudar a recuperar la normalidad”.

Para Juanma Moreno, “Madrid vive una nevada histórica que ha generado una situación nada fácil de gestionar. Mi apoyo a José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso“. También la región de Murcia ha decidido colaborar con el envío de otras cuatro quitanieves. Con el inicio de la semana, se espera recuperar la normalidad.

Leer también

La hostelería y comercios cerrarán a las 21:30 en los distritos con nivel de alerta 2

Se suavizan las restricciones en Andalucía pero de manera muy contenida para “evitar…