Juanma Moreno, Presidente de la Junta de Andalucía, ha mostrado el camino de la “prudencia” tras la reunión con el comité de expertos que ha evaluado la situación actual provocada por la Covid-19, para decidir si hay o no movilidad entre las provincias andaluzas. Y la decisión “que no va a gustar a todo el mundo”, es la de mantener las medidas actuales con algunos cambios”.

Actualmente Andalucía cuenta con 123 casos por cada cien mil habitantes, lo que supone “un riesgo medio-alto por lo que no estamos muy bien, mejor sí, pero no muy bien“. Dentro de estas medidas se han tomado diversos datos, como por ejemplo los ofrecidos por los grupos de predicciones y del Instituto Carlos III que usa un modelo inteligencia artificial para predecir el descenso de la curva de contagios que ahora indica que se ha parado pero no sigue descendiendo. Por tanto, todo parece indicar que la curva de contagios se ha parado y ahora mismo podría subir, en lugar de seguir bajando.

Preocupan las variantes del virus

La Junta de Andalucía, los expertos y Juanma Moreno han recordado que “las vacunas no llevan el ritmo que nos gustaría” pero ahora mismo hay solo un 4,4 por ciento de los andaluces inmunizados contra el virus. Además de que “están con nosotros ya la variante británica y también la sudafricana”.

La situación que tenemos a diario es ésta y hablo a diario con mucha gente que quiere ver a sus familiares, jóvenes que quieren ver a sus parejas y sé que es un fastidio esta situación”. Moreno reconoció que “soy consciente de que algunos de vosotros no entendáis estas medidas y que otros vayáis enfadaros”.

La decisión de la Junta de Andalucía es la más sensata a día de hoy tras recibir una recomendación de los expertos y seguir los índices actuales de contagios. Por tanto, mantener el cierre de las ocho provincias andaluzas para esta Semana Santa “es una decisión guiada por los expertos para parar la llegada de una cuarta ola del coronavirus”

Sin embargo, hay varias medidas que se relajan, con el aval del comité de expertos que ha decidido retrasar una hora el toque de queda que queda fijado a las 23.00 horas.

También se va a permitir el cierre de la hostelería hasta las 22.30. Y las reuniones de personas en bares sigue siendo de seis personas, dentro de los bares y restaurantes solo cuatro, como hasta ahora. Estas medidas estarán hasta el 9 de abril y desde las 0.00 horas de este próximo viernes.

Leer también

El Comité de Competición archiva el caso Cala

A veces una mentira puede convertirse casi en verdad. Sucede en los tiempos actuales donde…