A mediados de julio tuvo lugar el parto con pocos días de diferencia de las tres hembras de suricato que se mantienen en la instalación del zoo. En total, han sido 9 los cachorros nacidos, lo que se ha podido comprobar hace tan sólo unos días, cuando las crías han abandonados sus madrigueras para conocer el mundo exterior.

“En esta ocasión se ha producido un número elevado de crías en nuestras instalaciones, lo que ha supuesto un auténtico baby boom que triplicará el número de ejemplares de la colonia” ha manifestado el delegado de Protección y Bienestar Animal, Rubén Pérez quien también ha recordado, que esta familia es “de las preferidas por los niños y niñas”.

Sus madres cuentan con dos años de edad y llegaron a Jerez las navidades pasadas, procedentes del zoo de Mulhouse, en Francia. El padre es ‘Timón’, es un ejemplar nacido en el Zoo jerezano en 2015.

Características

El suricato común es una de las mangostas más pequeñas. Poseen garras fuertes y curvadas que utilizan para cavar, y un hocico bastante puntiagudo. El pelaje es marrón claro, con franjas cortas paralelas de color más oscuro en la espalda. Son conocidos por permanecer de pie en sus extremidades traseras vigilando en búsqueda de presas o para evitar ser sorprendidos por sus depredadores.

Se trata de una especie diurna y de costumbres sociales, que viven en grandes redes subterráneas con múltiples entradas. Sólo las dejan durante el día, aunque nunca se alejan demasiado. El tamaño de las colonias en libertad puede alcanzar los 40 miembros.

Viven en llanuras secas y arenosas o en zonas rocosas, formando colonias. Estas colonias, cuando los recursos alimenticios de la zona se agotan, emigran en busca de un nuevo terreno propicio. Posee un olfato muy desarrollado y es un animal curioso e inquisitivo, al que le encanta tomar el sol.

Share