theo-bongonda-presentado

El extremo belga tiene claro por qué ha venido al Cádiz y también que no está en el mejor momento de forma para poder debutar y arriesgarse a una posible lesión. En su presentación como nuevo jugador cadista abogó por seguir trabajando y sacar la situación de su equipo, del que este lunes vio el primer partido.

Si ha venido al Cádiz es porque piensa que aquí le necesitan y porque su situación en el Genk no era del todo buena. «Yo soy un chico que le gusta jugar donde siento que me necesitan y aquí sentía que había esa necesidad. Por eso he venido, es muy simple». El ex del Celta no se ve debutando, siquiera, ante su ex equipo y prefiere ser cauto: «Siempre quieres jugar, yo quiero jugar todo, pero también hay que ser inteligente porque debutar después de llevar tres meses sin jugar…» puede ser lo menos recomendable.

No puedo decir que estoy al cien por cien porque llevo mucho sin jugar un partido, me echaron del Genk y me mandaron al segundo equipo y no he podido jugar. Me siento bien y si el míster me necesita, intentaré ayudar de la mejor manera posible». Bongonda es un jugador que «prefiere jugar, no hablar pero me gusta jugar en la derecha, en la izquierda, de mediapunta así que la verdad me da igual, solo quiero jugar». 

Confiado en sacar adelante la situación

El futbolista vio la goleada desde el banquillo y espera revertir la situación: «Yo sé con la experiencia que tengo que lo partidos y los entrenamientos son dos cosas distintas. El partido de ayer no puedo decir nada, todos tenemos el mismo sentimiento pero lo más importante es mirar hacia adelante y seguir peleando, seguir trabajando. Se han perdido tres partidos pero sin ganas dos, se acaba todo y se habla de otra cosa». 

El jugador que militó en el Celta de Vigo no tiene nada que ver con el de ahora del Cádiz. «Soy distinto, ahora soy un hombre, tengo mujer, tengo hijos, así que no soy el mismo de antes y eso es normal porque si no significa que no has aprendido nada en la vida. Si miras las cuatro o cinco temporadas, las estadísticas, cambia mucho».