Home Actualidad Cádiz: Tradición y misterio. El culto a las ánimas del purgatorio y la Santa Compaña
17/10/2021

Cádiz: Tradición y misterio. El culto a las ánimas del purgatorio y la Santa Compaña

Ya entramos en fechas que, sin duda, invitan al misterio. Y es que el mes de octubre cuenta con muchos argumentos para despertar nuestra curiosidad por lo desconocido, paranormal, aquello que no podemos explicar y que en muchos casos está ampliamente ligado con nuestra tradición más profunda. Es el mes del Día de los Difuntos, de las Ánimas Benditas, del famoso Halloween. Entonces vamos a adentrarnos un poco en este capítulo de nuestra historia.

Pues bien, es que en la provincia de Cádiz, además de fiestas, paisajes y gastronomía inmejorables, también tenemos fantasmas, aparecidos, casas encantadas y hechos inexplicables. Y hoy, en concreto, vamos a repasar el fenómeno de las Ánimas del Purgatorio y su relación con la Santa Compaña.

Tradición y respeto

Vamos a hacer un poco de memoria. Es mucho lo que se ha escrito sobre el purgatorio y, sobre todo, de las ánimas que allí se encuentran penando de manera transitoria por culpa de ciertos pecados cometidos en vida. Y es entonces cuando solo los vivos podrán aliviar e incluso acortar su tiempo en este lugar de difícil tránsito.

Fue entre los siglos II y IV cuando se planteó inicialmente la posibilidad de que, además de las almas condenadas que iban al infierno y las salvadas, que se dirigían al cielo, hubiera también otro tipo de pecadores que pudieran ser recuperados. Por ello el purgatorio se establece como lugar intermedio donde viven estas ánimas haciendo pruebas hasta lograr su liberación. El concepto de purgatorio se le atribuye al papa católico Gregorio Magno, que lo fue desde el 590 al 604 de nuestra era, no sin detractores.

Pero fue a partir de los ataques de Lutero contra la idea del purgatorio, que España mantuvo con intensidad la defensa de su existencia. Lo hizo con varios tratados en el siglo XVI y expresiones cultuales. Nuestra Cádiz no fue una excepción en el desarrollo del culto a las ánimas del purgatorio, con diferentes hermandades nacidas para mantenerlo. Entre todas ellas destacan : la Esclavitud del Santísimo Sacramento y archicofradía de las Benditas Ánimas, y la Hermandad de San Nicolás de Tolentino localizada en el convento de San Agustín. Una tradición especial también unida al misterio.

La luz y las ánimas

Las ánimas en San Antonio

En el Purgatorio, el sufrimiento irá lavando sus pecados hasta subir al Cielo, pero hay veces en los que esas ánimas pasan a nuestro plano, a nuestra existencia. Entonces son vistas, a veces, como almas errantes que vagan para asombro y miedo de aquellas que las contemplan o las avisan de lo que puede llegar.

Se dice que los vivos puede ayudar a las ánimas dándoles luz y de esa forma acorta su estancia en el purgatorio. Normalmente esa luz es a través de las oraciones y misas, además de los ruegos y ofrendas como el aceite para sus velas. Además las ánimas tienen justificada fama cuando se les pide favores que suelen conceder y cumplir.

Pero nada es a cambio de nada. Si ofreces algo debes cumplirlo. Pero los que olvidaron cumplir con el trato se encontraron con la desagradable presencia de seres invisibles. Vivían episodios en los que los tiraban de la ropa, de los pelos, o incluso susurrándoles o dejándose ver.

San Antonio. Foto: Ayuntamiento de Cádiz

Pues en la iglesia de San Antonio en Cádiz encontramos una obra especial. Un óleo dedicado a las ánimas benditas del purgatorio, una obra de la escuela mejicana de hacia 1700. En ella aparece la virgen del Carmen vestida con hábitos Carmelitas y ayudando a las ánimas del purgatorio.

Pues al parecer varias fuentes coinciden en un relato unido a esta obra y a las ánimas. El de una joven que preocupada no llegar a una cita de trabajo que acaba de conseguir, allá por los años cincuenta, le pidió a las ánimas allí representadas que la ayudarán a no quedarse dormida y perder esa oportunidad. Y entonces después de su súplica y sus rezos estas ánimas la despertaron de su sueño y pudo cumplir. Era porque las Ánimas Benditas del purgatorio habían respondido a sus oraciones.

No mires a la Santa Compaña

Este fenómeno no es algo único de Galicia. Aquí es donde la Santa Compaña tiene una historia más arraigada y especial pero se extiende por gran parte de la geografía española y, por supuesto, andaluza. Este Santo Entierro es una procesión de ánimas que tiene como escenario las calles de una localidad. Está formada por penitentes vestidos de negro y con velones en las manos. La luz símbolo de estas ánimas en pena.

Esta procesión de muertos solía ser presagio de muerte halla donde se aparecía. Cuentan que, en La Línea, el día de difuntos, te podías encontrar con esta procesión de almas pérdidas por la zona de campo que se encuentra hoy tras la gasolinera que se encuentra frente a Carrefour. Habrá que esperar a final de mes.

Algo importante, si alguien ve este séquito no deben mirarlos a los ojos, cortarles el paso o hablar con ellos, pues puedes terminar formando parte de la comitiva. Uno se debe arrodillar y rezar, nada más.

Toque de ánimas, el eco de la muerte

Desde el mediodía de Todos los Santos, después del Ángelus, se comenzaba a oír el tañer de las campanas. Doblando el toque de difuntos toda la tarde, noche y madrugada hasta el fin del Dia de Difuntos. Se trata de una tradición que todavía hoy estremece.

Pero ahora ha variado y ya no se toca. Solo se conserva en algunos lugares de nuestra geografía el toque entre el mediodía y la tarde. Paran las campanas de noche y madrugada y vuelven a sonar por la mañana del segundo día del mes octubre. A esta tradición se le unían los monaguillos que pasaban de puerta en puerta pidiendo «la limosnita de los Santos». Así conseguían unas pesetillas, un duro, o un puñado de castañas, o de bellotas, y en ocasiones algunos dulces.

El Chaparro de las Ánimas

Este es uno de los árboles más singulares de la provincia de Cádiz. Se trata del Chaparro de las Ánimas. Un enorme y enigmático alcornoque de 5,20 metros de perímetro. Se localiza en un entorno natural único en uno de los lados de la ribera del Gaduares en un bosque de alcornocales muy especial.

Este árbol ha sido descorchado en numerosas ocasiones y presenta algunas impresionantes marcas en su tronco y algunas protuberancias en forma de verrugas. Su tamaño también lo hace muy singular en la provincia de Cádiz y es que es un chaparro grande en comparación al resto de chaparros que podemos encontrar en la zona. Un auténtico coloso.

Pero hay más, dice la leyenda, de ahí su nombre, que su historia está ligada a la luz de las ánimas benditas de las iglesias de Grazalema porque el corcho de este chaparro servía para pagar el aceite de aquellas luces.

Leer también

El Ayuntamiento de Jerez inicia las obras de construcción del Centro Cultural de Lola Flores

Las obras de construcción del Centro Cultural de Lola Flores empezarán esta semana. Un cen…