La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha pedido “compromiso” al Estado ante la escasez de recursos hídricos que afecta a España y ha apuntado que, con una media de agua embalsada del 26%, Andalucía se encuentra en “una pertinaz sequía que requiere medidas más ágiles y contundentes”. Entre las reclamaciones de Andalucía, Crespo ha destacado la puesta en marcha de la doble tarifa eléctrica para los regantes, “que le permitiría reducir su factura”; la bajada del IVA de los insumos que afectan a la actividad agraria; la bonificación del agua desalada a 0,30 euros; y la utilización y reprogramación de los fondos Next Generation.

Al respecto de estos recursos económicos europeos, la consejera ha solicitado que se aumente la dotación destinada tanto a modernización del regadío como a obras hidráulicas para evitar que “territorios de España como Andalucía, que se encuentra al sur del sur, estén en desventaja”. “No vamos a tener un momento igual en el país”, ha subrayado Carmen Crespo en relación a la disposición de los Next Generation, que entiende que deban utilizarse en el ámbito de la energía pero sin dejar de lado las políticas hídricas.

Decepción con la reunión de hoy

La responsable de Agricultura y Agua se ha mostrado “defraudada” por la reunión organizada hoy por el Gobierno central, que se correspondía únicamente con un “seguimiento de las medidas adaptadas en marzo”. Por esta razón, ha reclamado la convocatoria de la Mesa Nacional de Sequía “al más alto nivel político” para impulsar nuevas medidas adicionales encaminadas a hacer frente a la situación actual.

Carmen Crespo ha subrayado la necesidad de poner en marcha las obras hidráulicas declaradas de interés general del Estado que aún están pendientes en Andalucía como, por ejemplo, las conducciones de Rules. Al respecto, la consejera ha solicitado “rapidez” en la ejecución de unas actuaciones de gran importancia para Andalucía, donde el sector agrario está sufriendo el impacto negativo de la sequía y de los altos costes de producción, “una situación que lastra la economía del mundo rural”.

Más medidas andaluzas y colaboración con Madrid

Respecto a la actuación del Gobierno andaluz, Crespo ha recalcado que “la Junta ha aprobado dos decretos de sequía que reúnen medidas por valor de 141 millones de euros para el 33% del territorio andaluz”, ya que estas planificaciones hacen referencia a las demarcaciones hidrográficas intracomunitarias (Cuencas Mediterráneas Andaluzas, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras) cuya gestión le corresponde al Ejecutivo regional.

“La situación de sequía no espera más y en Andalucía vamos a seguir tomando medidas”, ha afirmado la consejera, que ha apuntado que próximamente se activará una línea de ayudas para respaldar la construcción de abrevaderos para el ganado y se resolverá la última convocatoria de subvenciones relativa a la conexión de las instalaciones de regadío con las depuradoras de las que es posible obtener aguas regeneradas. A esta última iniciativa se destinan 25 millones de euros.

“Pero necesitamos que el Gobierno de España ponga en marcha medidas complementarias para la zona de su competencia, que supone el 67% de la Comunidad Autónoma andaluza”, ha subrayado Carmen Crespo recordando que el Estado ha aprobado únicamente un decreto de sequía para la cuenca del Guadalquivir con actuaciones valoradas en 9,6 millones de euros.

La responsable del ramo en Andalucía se ha mostrado dispuesta a “trabajar hombro con hombro” para impulsar actuaciones “entre todas las administraciones” que mejoren la posición de España en general, y de Andalucía en particular, ante la sequía.