Cervera-en-la-previa-del-Barcelona

Cervera tiene claro que van a pelear el partido ante el FC Barcelona y que tendrán sus opciones ante un rival que llega con una crisis de identidad aparentemente y un entrenador cuestionado. «Yo creo que cualquier partido se puede ganar. Tenemos que estar muy bien y en este caso el Barcelona no tiene que tener un buen día. Y también que se den ciertas cosas, como que no se adelanten rápido para que se puedan dar y podamos ganar, claro». 

El año pasado no perdió ninguno de los dos encuentros ante un Barcelona bien distinto pero se queja de la poca memoria en este deporte. «En el fútbol se olvida muy pronto lo que se ha hecho. Como se ganó en Vigo las críticas se han apaciguado, pero creo que nos olvidamos muy pronto de todo lo que hemos hecho, de la manera en la que lo hemos conseguido y es cosa del fútbol, el resultado manda, es verdad que el equipo no está jugando mal y al final sólo se hace un análisis del resultado y el que piense que nos vamos a salvar fácilmente también, está muy equivocado».

El técnico en la previa del encuentro quiso dejar claro que a pesar del aparente mal momento de los de Koeman, pueden ser incluso más dañinos en este partido: «Para nosotros es incluso más peligroso, porque se complica menos la vida, son más directos y siguen teniendo calidad. Sigue siendo igual de peligroso, quizá con algo menos de calidad pero son menos previsibles y eso nos puede dar más problemas para hacerles daño». 

El estilo de Koeman y su defensa

Sobre el estilo del conjunto blaugrana comentaba las diferencias que encuentra: «Yo creo que el partido del otro día frente al Granada, que es el que más se habla, ha seguido intentando jugar al estilo Barcelona pero yo no creo que sea el estilo de cincuenta o cincuenta y dos centros al área como hicieron, sino que siguen jugando al estilo Barcelona. Quizá no querer jugar contra el marcador unido a las bajas les llevó a jugar así. Sigo pensando que es un equipo que el primer pase es por dentro, que intentan llegar arriba por fuera. Antes quizá hacían todo eso para dársela a Messi que desequilibraba, ahora donde antes se lo pensaban, la ponen al área».

Estilos negociables

Aunque no quiere opinar al respecto, sí que matizó que los estilos deben ir en función de los jugadores: «Siguen intentando el estilo Barcelona pero no tienen los jugadores para iniciarlo ni para terminarlos y el estilo no es el nombre del equipo sino de los jugadores y si hay que cambiar el estilo se cambia, porque esto se trata de ganar». 

Y de su estilo propio, ni hablar de un cambio. «Nosotros podemos dejar de centrar bien, dejar de hacer muchas cosas pero no podemos dejar de correr ni de robar porque si no somos un equipo, no vulgar, pero muy malo«, aseveró. Y desgranó las claves de por qué su equipo es mejor cuando hace ciertas cosas. «Ante el Celta corrimos más que al contrario, robamos más balones que el contrario y nosotros como necesitamos el espacio para atacar es cuando mejor estamos. Nosotros no tenemos la capacidad de dar ocho o diez toques para llevar el balón arriba».  

El cántabro quiso también posicionarse al lado del técnico holandés que no pasa por un buen momento y que leía un comunicado en la previa del partido. «Yo no soy quién para opinar pero creo que entre lo que ha pasado y Koeman hay muchas responsabilidades como para culpar al entrenador que es lo más fácil. Entre lo que ha pasado y lo que era el Barcelona el año pasado, hay mucha más gente a la que responsabilizar aunque cosas del fútbol es que el entrenador sea el primero en caer en estas circunstancias». 

Sobre Bastida lo tiene claro

«Juega muy bien al fútbol, no pregunta demasiado porque se entera a la primera, juega sin dar muchos toques al balón y eso me gusta. El otro día no brilló porque le encomendé una cosa fastidiosa de hacer y no participó mucho en el juego, pero cuando alguien mira en el beneficio del equipo y no del propio, creo que lo mejor es que debe estar aquí, entrenando y aprender con nosotros. Es un chaval sensacional».

Con Jonsson también está teniendo un idilio complicado esta temporada, siendo uno de los que menos participa cuando el año pasado fue de los que más: «La realidad es que en pretemporada tiene una lesión que se le alarga y él piensa después de la lesión que va a estar igual y cuento con él y lo hecho muchísimo de menos pero me tiene que parecer que es el mismo, que hace las mismas cosas y ahora mismo me ha dejado dudas y no creo que está al nivel que estaba el año pasado».






Leer también

Cervera se preocupa y con razón

La derrota del Cádiz CF le coloca en una posición complicada, más aún si cabe, pero sigue …