El Ayuntamiento de Chiclana ha apoyado el acuerdo entre Fundación Axa y Cruz Roja para reforzar la zona de baño adaptado de sus playas. Por segundo año consecutivo, el módulo para personas con movilidad reducida de la playa de La Barrosa contará este verano con un servicio para mejorar la movilidad.

Servicios complementarios a la asistencia al baño

Este servicio estará a cargo de una profesional fisioterapeuta, que ofrecerá a las personas usuarias ejercicios de movilidad y masajes. Además, contará con equipos de movilidad como mancuernas, pelotas y tiras elásticas. Este espacio de baño adaptado es utilizado cada verano por cientos de personas con problemas de movilidad y por sus familiares. Reciben el apoyo de los socorristas de Cruz Roja, que les acompañan en el baño gracias a equipos adaptados, como sillas anfibias y muletas adaptadas.

Gracias al acuerdo con Fundación AXA, que se puso en marcha por primera vez en 2021, el módulo de baño adaptado también dispondrá de personal de animación, que propondrá actividades de ocio y juego para adultos o niños. El acuerdo también incluye la renovación de equipamientos de ayudas técnicas.

A nivel nacional, serán 8 las playas las que cuenten con esta zona especial puesta en marcha por la Fundación AXA. Dos de ellas, en la provincia de Cádiz.

A la presentación de esta innovadora iniciativa han acudido el Alcalde de Chiclana, José María Román Guerrero; la vicepresidenta de Cruz Roja en Cádiz, Carmen de Lara Villar; el presidente de Cruz Roja en Chiclana, Antonio Piñero Lema; y el Director Comercial de AXA Seguros en la Dirección Territorial Sur, Juan Pedro Vázquez.

Cruz Roja, más de sesenta años de experiencia

Más de seis décadas de experiencia avalan la labor del personal de los servicios preventivos en playas y zonas de baño interiores de Cruz Roja, a las que hay que sumar la temporada 2022. Cruz Roja desplegará a más de 1.000 profesionales de salvamento -entre socorristas acuáticos, personal sanitario, conductores y conductoras, personal de embarcaciones, etc.- para asegurar el baño en 222 playas del territorio.

En 59 de ellas se cuenta con el servicio de baño asistido, un plus que asegura que personas con discapacidad o movilidad reducida también puedan disfrutar de una jornada de baño gracias a las ayudas técnicas y la asistencia personal de Cruz Roja.

El pasado año se atendieron a más de 55.000 personas en playas, pantanos, lagos y ríos de la geografía española entre el 21 de junio y el 15 de septiembre, periodo oficial de la temporada de baño, que puede extenderse incluso durante todo el año en algunas zonas costeras, o las islas; cerca de 22.000 personas con discapacidad o movilidad reducida pudieron disfrutar del baño asistido.

La mayor parte de las asistencias sanitarias están relacionadas con picaduras, esguinces, luxaciones y otras curas.

Más que primeros auxilios

Sin embargo, el componente medioambiental también forma parte de la intervención de Cruz Roja en las playas españolas. La sensibilización a la población y la movilización de recursos para la recogida de plásticos y limpieza de playas son otras de las acciones destacadas en el dispositivo.

Además de las tareas de atención de primeros auxilios y salvamento, Cruz Roja también participa en la localización de personas extraviadas, un servicio que puede pasar inadvertido pero que necesitaron hasta 613 personas en la anterior campaña.

De manera paralela, el personal de playas también realiza una importante labor de concienciación con mensajes preventivos: son indicaciones que los y las socorristas dan a pie de arena a la población.

Share