China-prohibe-los-videojuegos-a-los-menores

Megabytes de streaming se han consumido estos días con la decisión de China de prohibir a los menores de dieciocho años jugar a los videojuegos de lunes a viernes. Es más, ha decidido limitar el juego con los videojuegos a tres horas semanales comprendidas en el fin de semana. Y, claro, muchos se preguntan si es una imposición más propia de otros tiempos, o es una decisión inteligente que vela por los intereses y el bien de los menores. ¿Dictadura o inteligencia contra los videojuegos?

La pregunta del millón sería ¿Cuánto tiempo es bueno que pasen los niños frente a los videojuegos? Según los expertos, los videojuegos tienen algunos beneficios para el desarrollo de ciertas capacidades infantiles. Sin embargo, como todo en la vida, el exceso nunca es positivo. Y el problema es que son muchos los niños que pasan más horas de las recomendadas delante de una pantalla con un videojuego activo.

Crecimiento post pandemia

La industria ha desarrolado un crecimiento exponencial brutal en los últimos años. Tanto es así, que hasta han aparecido nuevas profesiones como los comentaristas de videojuegos que son celebridades entre los más jóvenes. Raúl Álvarez Genes, más conocido como AuronPlay o simplemente Auron, es un youtuber, streamer y comediante español. Es el tercer youtuber con más suscripciones del país​ y cuenta con un total de 3,59 mil millones de visitas.​AuronPlay tiene más de 28 millones de suscriptores en su canal de Youtube y su profesión es comentar su propia experiencia con los videojuegos.

Por tanto es complicado delimitar dónde está el bien y dónde el mal. Educar a los más jóvenes que hay que estudiar y que saber jugar a los videojuegos no es el futuro, es un arma de doble filo. Encontrar, quizá, el entendimiento entre lo que ha decidido el país asiático y lo que tienen el resto de niños en el mundo, sería lo idea. ¿Pero cómo se hace?

Habría que atacar a los problemas de jugar a los videojuegos. Por ejemplo, la falta de atención por socializar más allá de con quién juegues online, el insomnio, la violencia de muchos juegos, el aislamiento y la merma en el rendimiento económico, serían algunas razones para saber que no son beneficiosos. Pero también, en un mundo globalizado como el nuestro, es complicado decirle a nuestros hijos que será el único que no juegue a los videojuegos cuando la inmensa mayoría de sus amigos lo estarán haciendo. ¿Cómo ir a contracorriente?

Limitaciones al fin de semana

La Administración Estatal de Prensa y Publicaciones, el órgano regulador de las publicaciones impresas y digitales de China, ha especificado en un comunicado que las empresas de videojuegos por internet solo podrán permitir el acceso de los menores de 18 años a su contenido de 8 a 9 de la noche los viernes, sábados, domingos y festivos. De la misma forma ha advertido de que aumentará la frecuencia de las inspecciones a estas compañías con el objetivo de comprobar que se están implementando de manera efectiva estrategias contra la adicción al juego. Y las empresas están obligadas y avisadas de que tendrán que incrementar su vigilancia de que se cumplen estas exigencias.

Un reciente estudio de Oxford explica que lo ideal sería “no jugar más de una hora al día“. Sin embargo, cada niño es un mundo y cada familia debería estipular unas reglas básicas. Y hacerlo dentro de un mercado globalizado en el que se mueven ingentes cantidades de dinero y publicidad permanente. Por ejemplo, en China hay más de 665 millones de gamers, siendo el mayor mercado de videojuegos del mundo, un sector que, en la actual coyuntura del brote pandémico, no ha hecho más que crecer. Se estima que sus ventas en este 2021 estarán en torno a los 41.700 millones de euros. Y aún así, lo limitan.

Vigilancia facial

Es un debate que va más allá y que implica la caída de millones en acciones de muchas empresas. Tanto es así que Tencent, propietario de la “superapp” WeChat, ya había comenzado a reducir el tiempo que los menores pueden jugar a videojuegos antes de que el gobierno optase por este nuevo apretón de tuercas.

En julio, la firma anunció que empezaría a utilizar tecnología de reconocimiento facial para identificar a los menores que jugasen a videojuegos por la noche, y amenazó con expulsar de la plataforma a aquellos que violasen la regla. Una forma de hacer caso a la normativa gubernamental y que se conoce como la Patrulla de Medianoche cuyo objetivo es el evitar que los niños y adolescentes utilicen los dispositivos móviles de sus mayores para saltarse la prohibición. Para ello, comprueba las fotos que los usuarios suben al registrase con las del sistema de seguridad social del país.

Es evidente que la decisión es cuanto menos polémica por el hecho de “restringir“, pero no se puede obviar que mirar por el futuro de los más jóvenes y tratar de que no todos sean o no gamers, es una idea que muchos países deberían tener en cuenta. Aunque ello conlleve a que te sigan tachando de dictadura.

Leer también

Cervera: “El partido estaba para ganarlo”

La calidad del Cádiz en los últimos metros le privó de ganar el partido. La falta de efect…