La Zona Franca de Cádiz ha firmado con la empresa de seguridad privada Cofer Seguridad el contrato de compraventa por el cual esta compañía se instalará en la parcela que el Consorcio gaditano tiene en el Parque Empresarial de Poniente, junto al recinto fiscal de la capital y muy cercano a un conocido parque de fiestas y celebraciones infantiles.

La parcela tiene una superficie de 509 m2 y una edificabilidad de 1.000 m2 y la compañía construirá un equipamiento de dos alturas que albergará la delegación en Cádiz de la compañía para la atención de personal y clientes de la zona occidental. También se ubicará en esta nueva instalación un centro de formación y la futura central de alarmas de la compañía, en una localización de gran valor por ser zona urbana muy transitada, con alta densidad de población y en un espacio muy visible desde los accesos a Cádiz.

Primer trimestre de 2024

La empresa prevé que la nueva delegación, cuya inversión rondará 1,2 millones de euros, pueda estar funcionando en el primer trimestre de 2024 y dará empleo a cerca de 200 personas entre vigilantes, técnicos y personal de oficina.

 El delegado del Estado en la Zona Franca, Fran González, ha explicado que “con esta operación de compraventa culmina el desarrollo del suelo del Parque Empresarial de Poniente ya que esta era la única parcela que quedaba disponible en este espacio industrial junto al recinto fiscal”.

González ha dado la bienvenida a la nueva empresa y ha agradecido el esfuerzo del equipo del Área de Promoción Empresarial y Comercio Exterior, que “está realizando un gran trabajo por la recuperación de espacios productivos en zonas de gran valor y muy demandadas por su ubicación”.

Cofer Seguridad es una empresa puntera en el sector de la seguridad privada, está situada entre las 50 empresas del sector con mayor volumen de negocio a nivel nacional y da empleo actualmente a 500 personas,  siendo la segunda de mayor facturación en Andalucía.

El Parque Empresarial de Poniente fue una de las primeras actuaciones emprendidas por el Consorcio gaditano fuera del Recinto Fiscal y se desarrolló en los años 90. Este enclave, que se extiende a lo largo de una superficie de más de 32.547 m2, se beneficia de las sinergias generadas por su emplazamiento típicamente urbano, lo que le aporta una finalidad comercial y de servicios.