Irene García-expone-prioridades-del-gobierno-provincial

La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, califica de “decepcionante” la respuesta de la Junta de Andalucía respecto a la petición para la puesta en marcha de un plan específico de empleo para la provincia. La contestación a esta solicitud, presentada por el Gobierno provincial a instancias del Pleno, ha sido negativa por parte de la Secretaría General de Empleo y Trabajo Autónomo de la Administración autonómica.

Irene García recuerda que en este caso su Gobierno ha actuado mandatado por la decisión del Pleno de instar a la Junta de Andalucía a que apruebe para 2021 una nueva edición de planes de empleo para entidades locales, con al menos la misma dotación presupuestaria que la última edición de 2018; que desarrolle uno específico para la provincia de Cádiz dotado con al menos 15 millones de euros y que convoque de forma urgente el programa de escuelas taller, casas de oficio y talleres de empleo. Esta proposición fue aprobada en la sesión del mes de diciembre de 2020 con los votos a favor del PSOE, La Línea 100×100, Izquierda Unida, Andalucía por Sí y Adelante Cádiz, mientras que PP y Ciudadanos votaron en contra.

Una vez realizado el trámite correspondiente para dar traslado a la Junta de Andalucía de esta solicitud, la respuesta oficial de la Consejería competente en la materia concluye que “actualmente se está ejecutando en nuestra comunidad la iniciativa AIRE, mediante el desarrollo de proyectos de los 771 ayuntamientos andaluces que en ella participan”. Señala al respecto que “dado que los proyectos pueden tener duración máxima de 12 meses, su completa ejecución se prolongará hasta bien avanzado el segundo semestre de 2021”. Desde la Junta se expone a continuación que “por este motivo, no está prevista, al menos en el corto plazo, la aprobación de una nueva convocatoria de estos planes de empleo”.

La presidenta de la Diputación ha mostrado su estupefacción ante esta respuesta “que ratifica lo que venimos denunciado desde hace tiempo: la Diputación de Cádiz es la única institución que está respondiendo a las entidades locales y a la propia ciudadanía de la provincia poniendo todos los recursos que tienen a su alcance para luchar contra el desempleo”. García recuerda que Cádiz se enfrenta a unas cifras de paro alarmantes, lastrada por unos problemas estructurales en la provincia en materia de empleo que se han visto agravados en los últimos meses a causa de la pandemia por el COVID-19. “Estamos viviendo una situación dramática y desde la Diputación estamos sosteniendo a pulmón, con recursos propios, las políticas de empleo que corresponderían a otras administraciones que tienen las competencias en la materia. Esta respuesta de la Junta de Andalucía es una decepción más no sólo para la propia Diputación, sino para el conjunto de las Corporaciones locales gaditanas, que además se tienen que enterar de los planes de la Junta por esta vía, que no nos parece la más lógica”.

Hay que señalar además que el Plan AIRE al que hace referencia la Consejería de Empleo como principal iniciativa en la actualidad no se ejecutará en varias localidades gaditanas (Cádiz, San Fernando, Puerto Real, Jerez, Sanlúcar, Chiclana y El Puerto de Santa María) debido a la imposibilidad de las mismas de acogerse a la convocatoria ante el elevado porcentaje de cofinanciación que deberían asumir.

En cualquier caso, afirma Irene García, el Gobierno de la Diputación de Cádiz va a seguir poniendo todos los recursos a su alcance para crear empleo en la provincia. En el Presupuesto de la institución para 2021 se contempla una inversión de 10,5 millones de euros para poner en marcha el segundo Plan de Empleo Extraordinario. También se recogen 4,3 millones de euros para volver a sacar el Plan de Cooperación Local, que llega a su séptima edición, y que en las anteriores han generado en torno a los 6.800 empleos. A esto habrá que sumar un programa extraordinario de inversiones o una nueva línea de ayudas para sectores como el comercio o la hostelería, entre otras cuestiones con las que se persigue paliar los efectos de la crisis derivada de la pandemia, generar empleo y movimiento económico en el conjunto de localidades de la provincia y mejorar los servicios e infraestructuras urbanas.

García expone que todo esto forma parte de “una hoja de ruta con objetivos irrenunciables entre los que está la creación de empleo y la necesidad de poner los intereses de la ciudadanía en el centro de toda nuestra acción”, que se viene aplicando desde su llegada al Gobierno de la Diputación y que se ha reforzado más si cabe por las demoledoras consecuencias del COVID-19.

Leer también

San Fernando cede la Casa Colorá a la Asociación Isleña de Fibromialgia

El Ayuntamiento de San Fernando mantiene su compromiso de respaldar la labor de las entida…