La consejera de Desarrollo Educativo y FP, Patricia del Pozo, ha expresado el apoyo firme del Gobierno andaluz al sector de las Escuelas Infantiles, con objetivos compartidos como el avance en la gratuidad para las familias en esta etapa fundamental para el desarrollo y progreso del alumnado en el sistema educativo. La consejera ha inaugurado hoy en Sevilla una jornada formativa sobre la Educación Infantil en la etapa del 0-3, titulada ‘Cada centro un futuro’, organizada por la Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía..

En su intervención, Del Pozo ha recordado que este año la Consejería ha invertido 390 millones en el primer ciclo de Infantil, una etapa que cuenta con una red de 2.163 centros, entre los que se encuentran las escuelas infantiles de titularidad de la Junta de Andalucía y los centros públicos o privados adheridos al programa de la Junta para el fomento de la escolarización en el primer ciclo de Educación Infantil. Son 19 más respecto al curso anterior.

Al hilo de esto último, la consejera ha asegurado que la Consejería tiene como prioridad proteger por su papel clave esta red de centros y en consecuencia su empleo. “Contáis con el respaldo y el reconocimiento de la Consejería, que sigue muy de cerca vuestras opiniones y reivindicaciones”, ha dicho.

Tasa de escolarización

La Junta, ha expuesto la consejera, seguirá apostando por incrementar la tasa de escolarización de este alumnado, que se sitúa en este curso en un 52,14% en Andalucía, una de las mayores a nivel nacional y muy por encima de las recomendaciones de la Unión Europea, que la sitúa en una tasa de cobertura del 33%.

En este sentido, ha explicado que existe ahora un elemento capital en manos del Ministerio de Educación y FP que podría suponer un punto de inflexión definitivo para un salto exponencial en la tasa de escolarización en el 0-3, a través de los fondos europeos. Patricia del Pozo ha subrayado que ha reclamado a la ministra Pilar Alegría en “infinidad de ocasiones”, por teléfono, y por escrito, que permita destinar esa partida de 123 millones de euros a ampliar la gratuidad para las familias y no para la creación de plazas públicas, dado que resulta “un sinsentido” cuando en Andalucía hay una oferta suficiente, con 124.000 plazas, y una previsión de matriculaciones de alrededor de 101.000 en este curso 22-23.

Asimismo, la consejera ha manifestado su convencimiento en que el andaluz, con un sistema mixto público-privado, es “un modelo de éxito”, como demuestran las tasas de escolarización, y ha resaltado la relevancia de esta etapa educativa para el bienestar de los niños y niñas y la mejora de los resultados académicos futuros, además del impacto positivo en la conciliación familiar, en la incorporación de la mujer al mercado laboral y en la creación de empleo.