Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, han desarticulado una organización criminal dedicada, presuntamente al tráfico de sustancias estupefacientes por vía marítima. Para ello, se valían de embarcaciones a las que previamente practicaban dobles fondos en los que ocultaban las partidas de droga. Seis personas han sido detenidas.

Las investigaciones comenzaron durante el pasado mes de octubre, cuando la Autoridad Portuaria informó sobre la presencia de una embarcación en la localidad gaditana de La Línea de la Concepción que ya había estado relacionada previamente con otra operación contra el tráfico de drogas, cuando se intervinieron 2.800 kilogramos de hachís. En ese aviso se concretaba que cuatro personas se encontraban a bordo, todos ellos con antecedentes por tráfico de drogas.

Las vigilancias y los seguimientos practicados revelaron que estaban reparando la embarcación con el fin de viajar a Marruecos para obtener un cargamento de hachís que transportarían posteriormente a la costa española, desde donde lo distribuirían más tarde hacia otros países europeos.

Al frente de la organización criminal se situaba un hombre que, en connivencia con su pareja, contribuía con la reparación de los barcos aprovechando su propia empresa, situada en el municipio de San Roque. Además, era el encargado de financiar la operación abortada y de dar las instrucciones a los tripulantes, ejerciendo sobre ellos un rol ejecutivo y de mando.

Recogieron la droga tras un primer intento fallido

Una vez finalizada la reparación, y siguiendo las instrucciones impartidas por el líder, cuatro investigados se dirigieron en la embarcación hacia la costa marroquí de El Yadida para efectuar una carga de hachís. Nuevos problemas mecánicos les obligaron a interrumpir la operación y regresar a La Línea de la Concepción, donde el líder de la organización asumió la reparación. Un mes más tarde, los cuatro tripulantes volvieron a partir hacia El Yadida, donde pudieron realizar con éxito la carga de numerosos fardos de hachís.

Una patrulla de Vigilancia Aduanera sorprendió a la embarcación cuando se encontraba a unas 50 millas de la costa española. En ese momento intentaron huir arrojando toda la carga por la borda. Finalmente, los agentes detuvieron a los cuatro tripulantes, pudiéndose recuperar en el mar un total de 14 fardos con 467 kilogramos de hachís.

A continuación, los agentes practicaron un registro en el domicilio del jefe de la organización y otro en su taller de reparación de barcos, interviniéndose varios teléfonos móviles relacionados con la investigación, tarjetas bancarias y numerosa documentación. A las cuatro detenciones se sumaron la de este hombre y la de su pareja.

Share