La Policía Nacional ha detenido en Cádiz a dos hombres de 34 y 36 años de edad como presuntos autores de un delito de robo con fuerza. Los detenidos habrían sustraido la caja registradora y la recaudación que guardaban en el establecimiento correspondiente a los tres últimos días. 

Los detenidos son delincuentes habituales que además habían sido clientes del bar y aprovecharon las circunstancias para ejecutar el robo. Fue por la noche rompiendo una de las puertas accesorias del negocio. Uno de los detenidos también ha sido investigado como presunto autor de otros tres robos con fuerza en establecimientos y apartamentos turísticos ubicados en el barrio de Santa María y en el Pópulo.

Primeros robos

La investigación se inició el pasado 29 de mayo a raíz del robo perpetrado en un establecimiento hostelero ubicado en el barrio de Santa María. La central de alarmas comunicó en la madrugada del 29 de mayo al CIMACC-091 que una persona ajena al establecimiento había accedido al interior. Hasta el lugar se desplazaron varios indicativos del Grupo de Atención al Ciudadano (radiopatrullas). Se comprobó que una de las puertas del establecimiento se encontraba fracturada.

Los policías no localizaron a nadie en el negocio. No había nada revuelto salvo el lugar donde se encontraba la caja registradora. Minutos más tarde se personó en el lugar el encargado del bar para hacerse cargo de la situación y aportar a los agentes información sobre la cantidad de dinero sustraído así como otros detalles para tener en cuenta en la investigación.

Mismo modus vivendi

Los presuntos autores son delincuentes habituales de la ciudad. Conocían los mecanismos de cierre del establecimiento así como el lugar donde se encontraba guardado el dinero procedente de la recaudación de días anteriores. Resultaron ser dos vecinos de Cádiz con multitud de antecedentes por hechos similares y que tras cumplir penas de prisión han seguido con su modus vivendi ejecutando robos perpetuando su espiral delincuencial.

Para su localización se peinó el barrio de Santa María y zonas próximas para tratar de localizar a los dos investigados. Para ello se realizaron vigilancias en diferentes puntos del centro de Cádiz, especialmente en la zona de la plaza de San Juan de Dios. Allí fue interceptado en la tarde del 2 de junio uno de los encartados cuando se desplazaba para tratar de comprar su dosis diaria de droga.

En la noche del 2 de junio los agentes localizaron el lugar de residencia del otro encartado, una vivienda ubicada en la calle San Juan. Una vez personados en el domicilio procedieron a detenerlo. Fue trasladado hasta la Comisaría Provincial de Cádiz. Allí permaneció custodiado junto con el otro detenido.

Share