Una pareja de adolescentes se besa en una habitación. El chico empuja a la chica sobre la cama imitando una de las poses del porno. La chica se muestra asustada… Así comienza el vídeo de la nueva campaña de educación sexual lanzada por la Diputación de Cádiz.

Con el lema ‘No es sexo, no es gratis’ pone el acento en la industria de la pornografía como responsable de la percepción distorsionada que tiene la población más joven sobre la sexualidad. La iniciativa se encuadra en el conjunto de acciones desarrolladas por el área de Igualdad de la institución provincial para prevenir la violencia de género en todas sus formas.

Una campaña “valiente”, “necesaria” y “ambiciosa”

Se trata de una campaña “valiente”, “necesaria” y “ambiciosa”, en opinión de la presidenta de Diputación, Irene García, “centrada en el consumo de pornografía, el cual deja fuera a aquellos que tienen más responsabilidades”.

Es “un grito de reivindicación y denuncia”, para que “entre todos seamos capaces de poner nuestro granito de arena” a la hora de “redefinir los mensajes que se trasladan a los más jóvenes de nuestra provincia, especialmente, en el ámbito de la educación sexual”, ha dicho. En el acto, la presidenta ha estado acompañada de la diputada de Igualdad, Carmen Collado, y la directora del vídeo, Yolanda Domínguez.

Para Irene García, “hay determinadas cuestiones que deberían formar parte de las asignaturas troncales que reciben nuestros niños y niñas y que pasan por trasladar convicciones y valores de respeto igualitarios a todos y cada uno de los ciudadanos”, pero también “del uso degradado de esa pornografía que a veces consumen”. Además, ha expresado su preocupación por el acceso cada vez más temprano a este tipo de contenidos, que muestran “imágenes que no tienen nada que ver con la realidad”. Por eso, ha recalcado la importancia de adquirir un “compromiso sólido para redefinir todos estos conceptos”.

“Está demostrado que la pornografía que a veces consumen está contribuyendo a manifestaciones totalmente machistas, pero además, al ejercicio de la violencia hacia las mujeres”. Es el motivo por el que se ha querido “focalizar esta campaña precisamente en este mes, donde hay mucho de denuncia y de reivindicación en este campo”.

Cercano a la gente más joven

El spot de ‘No es sexo, no es gratis’ es “original” y “cercano para la gente más joven”. Abunda en un “compromiso manifiesto”, a similitud del expresado recientemente por el Gobierno Central de abolir la prostitución “para terminar con la trata de mujeres y niñas explotadas sexualmente; paso necesario y definitivo para recuperar la plena dignidad de la mujer”, a su juicio.

Por último, ha recordado que España es uno de los países con más consumo de contenidos pornográficos. “Lo que para algunos es un negocio, para nosotros es un atentado contra la dignidad de las mujeres en el que no deben caber ni medias tintas ni ningún tipo de tibieza”.

En este sentido se ha expresado la directora del vídeo, Yolanda Domínguez, al asegurar que se trata de la “primera campaña que retrata y apela directamente a la industria de la pornografía”. También, ha asegurado, es un llamamiento a incluir la educación afectivo-sexual en los programas escolares. También como a regular esta actividad, tanto en contenidos, porque son violentos contra las mujeres, como en su difusión, ya que pueden llegar a niños y niñas con mucha facilidad. “No hay regulación, no hay educación sexual, y la industria no puede ser impune; tiene que hacerse cargo de todos los efectos que genera”, ha matizado la directora.

Jornadas de sensibilización

El vídeo se difundirá en las redes sociales de Diputación. Además servirá de base a una jornada de sensibilización contra la pornografía que está organizando el área de Igualdad para el 22 de noviembre.

Según los datos que aparecen en el audiovisual –basados, a su vez, en una publicación de Lluis Ballester, Carlos Rosón y Teresa Facal, titulada ‘Pornografía y educación afectivosexual’-  el 90 por ciento de los niños y niñas han visto porno antes de los 12 años. El 87 por ciento cree que refleja la realidad de la sexualidad. El 64 por ciento piensa que no tiene ningún efecto negativo. Sin embargo, la ausencia de diálogo y de afectividad elimina de las relaciones sexuales elementos importantes como el deseo mutuo, el consentimiento, la protección de las enfermedades, normaliza la violencia hacia las mujeres y contribuye a perpetuar la cultura machista.

Acciones de Diputación para prevenir la violencia machista

No es sexo, no es gratis’ se suma al conjunto de actividades promovidas por la Diputación Provincial para hacer frente a la violencia sexual.

En este ámbito, impulsa talleres formativos destinados a la comunidad educativa y asociaciones, el concurso de dibujo ‘Mi familia es igualitaria’ con más de 2000 participantes procedentes de 24 municipios gaditanos y el concurso audiovisual ‘Abre el plano’, para el que se han recibido más de una veintena de propuestas de centros escolares de la provincia.

El ciclo de monólogos ‘No sólo duelen los golpes’ de Pamela Palenciano, la citada jornada de sensibilización del 22 de noviembre y el programa en torno al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer forman parte de las iniciativas del área de Igualdad de Diputación contra la violencia de género.

Leer también

Empleo destina a la provincia de Cádiz 760.000 euros para la digitalización de autónomos y empresas de economía social

El delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, …