servicios sociales-9-febrero

La Diputación de Cádiz licitó en 2020 un total de 39 expedientes a través de la delegación de Bienestar Social, en un año en que surgieron necesidades especiales con motivo de la pandemia. Del total, dieciocho se destinaron a cubrir servicios y veintiuno fueron contratos de suministros, según revela la memoria final del año pasado, que pone de manifiesto la respuesta que la Diputación tuvo que dar a la situación a través de licitaciones extraordinarias.

El diputado David de la Encina ha valorado este dato: “Se ha realizado un esfuerzo extra ante una especial dificultad, a partir de la declaración de estado alarma en el mes de marzo, para activar varios procedimientos urgentes que dieran respuesta a las muchas necesidades sociales que se derivaron de la crisis sanitaria, sumadas a las situaciones ya de por sí siempre sensibles a las que debe dar respuesta nuestro departamento”.

De la Encina ha puesto como ejemplo el contrato de emergencia para limpieza de las residencias de mayores al inicio de la pandemia, cuando era fundamental maximizar las medidas de higiene ante la COVID-19 y la empresa concesionaria presentaba una situación de quiebra en toda España. “La Diputación demostró una especial sensibilidad hacia el colectivo de mujeres trabajadoras de la limpieza y no sólo garantizó la subrogación de las 31 empleadas, sino que logró que no perdieran ninguna de las retribuciones que les debía el anterior empresario”, ha afirmado De la Encina, que ha destacado que el nuevo contrato está funcionando de manera correcta, sin incidencias.

Labores de desinfección en áreas de servicios sociales

Otras situaciones que han debido tramitarse para dar respuesta a la pandemia hacen referencia al refuerzo de servicios técnicos sanitarios, las labores de desinfección, o el mantenimiento en las residencias de mayores de Cádiz y El Puerto. Todos fueron tramitados como contratos mayores de servicios. También se concretó el contrato público para la realización de pruebas PCR a todo el personal que trabaja en ambos centros.

Además se tramitaron expedientes para prorrogar la prestación del servicio de ayuda a domicilio en 25 municipios menores de 20.000 habitantes.

También se completaron expedientes para reparar las bombas de calefacción en la residencia Matía Calvo de Cádiz y para el mantenimiento de sus ascensores y los sistemas antiincendios en ambas residencias y en todos los centros de tratamiento ambulatorio, CTA, de la Diputación.

En cuanto a contratos de suministros, se realizaron procedimientos para la limpieza o la adquisición de material sanitario de los 14 CTA. También se licitó la compra de medicamentos así como de alimentos para las dos residencias de mayores. De la Encina destaca además que todos los contratos se publicitaron “a través del portal de contrataciones públicas y dando la máxima transparencia”.

Leer también

Suspendidos los aranceles con EEUU en los productos andaluces

El aceite de oliva y las aceitunas de mesa entre otros, podrán distribuirse a los Estados …