José María González afirma que “apoyaremos todas las medidas para prevenir los contagios pero para todos y todas por igual, sin diferencias de clases”

El alcalde de Cádiz, José María González, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía ante la crudeza de la tercera ola del Coronavirus que ha elevado la tasa de contagios en la ciudad a más de 670 casos por 100.000 habitantes y la declaración del grado 4 con sus respectivas medidas de restricción. “Estos datos nos alertan de que estamos atravesando una tercera ola, que es mucho más violenta y se propaga con más velocidad que las anteriores”, ha advertido.

En el actual contexto, José María González ha recordado que “si algo hemos demostrado en esta ciudad es que sabemos poner el interés común y la responsabilidad colectiva por encima de cualquier cosa. Somos capaces de mirar por lo demás, de cuidarnos y de cuidar. Y ahora, en estas circunstancias, es el momento de volver a demostrarlo”.

González ha señalado que “tras casi un año de pandemia, puede resultar agotador y la ciudadanía puede estar más afectada anímicamente. Y es verdad que no sólo se trata de una crisis sanitaria, sino también social y sanitaria y que muchas familias están cargando con situaciones especialmente difíciles”.

Es por esto que ha argumentado que “la responsabilidad de combatir esta pandemia,
no puede cargarse solo sobre los hombros de la ciudadanía. Las instituciones, sin distinción, también debemos estar a la altura”
. El alcalde ha afirmado que “tenemos que potenciar las ayudas, tenemos que poner todas las herramientas disponibles y debemos garantizar todos los derechos y las necesidades fundamentales. Que la población no tenga que afrontar además, en plena pandemia y ola de frío, una subida del 27 por ciento en la factura de la luz”.

José María González ha hecho referencia a unas de las principales medidas adoptadas por las autoridades sanitarias como es la del cierre perimetral del municipio al haber superado el umbral de los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, ha alertado de que “en este cierre perimetral necesario, no deben existir privilegios ni clases sociales. No pueden existir ciudadanos de primera y de segunda hasta durante una pandemia para el cumplimiento de las normas. No podemos blindar los privilegios de quienes más tienen y que exista libre circulación para quienes vayan de de caza o a esquiar”.

El alcalde de Cádiz ha asegurado que “en este momento debemos sacrificarnos todos y todas, sin excepciones. Es el momento de remangarnos todas las administraciones. Es el momento de preocuparnos sobre todo por salvar la vida de las personas”.

En este sentido ha subrayado que “el cierre perimetral es una necesidad prácticamente en estas circunstancias, y por eso desde el Ayuntamiento, vamos a poner todas las herramientas necesarias para poner a la salud y a la seguridad en el centro de nuestra ciudad”. No obstante, “este cierre perimetral no puede ser por clases, porque no es lógico que  mientras a la gente currante se le pida hasta un autoconfinamiento, para la Junta existan ciudadanos de primera y de segunda hasta durante una pandemia”. “Criminalizan los espacios de la gente humilde, echan las culpas a la ciudadanía y, al mismo tiempo, blindan los privilegios de los ricos y tienen vía libre quienes vayan de de caza o a esquiar”, ha apuntado.


José María González ha asegurado que “entendemos que haya que salvar la economía con las campañas de salvemos el verano, la Navidad y ahora el esquí… pero la prioridad debe ser la de salvar vidas y salvar a las personas”.  Es por esto que desde el Ayuntamiento se seguirán apoyando todas las medidas encaminadas a poner la salud y la seguridad en el centro, incluida el cierre perimetral en nuestra ciudad. “Eso sí, para todas y todos por igual, sin diferencia entre clases”.

Leer también

Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez, pide a los jerezanos “que no bajemos la guardia”

Ante la finalización del estado de alarma en todo el país, por parte del Gobierno de Españ…