El alcalde de Chiclana, José María Román, ha dado la bienvenida en el Salón de Plenos a los 26 niños que este año forman parte de la iniciativa ‘Vacaciones en Paz’, que desde 1998 lleva a cabo la Asociación Sadicum. En el acto han estado presentes también la delegada municipal de Cooperación Internacional, Cándida Verdier; la presidenta de Sadicum, Chari Sánchez, así como los niños saharauis y las familias de acogida. Estos menores llegaron al municipio los días 22 y 28 de julio y se marcharán a principios de septiembre, tratándose de niños con edades comprendidas entre los 6 y los 13 años.

Durante el acto, el alcalde ha señalado que “retomamos estos encuentros después de dos años sin poder hacerlo con la pandemia. Resaltar que esto no sería posible sin la ayuda de las 25 familias que acogen a los pequeños, entre ellas una que recibe a dos niños”. “Darle la bienvenida a los pequeños y esperemos que lo puedan pasar muy en una tierra muy acostumbrada a este tipo de acciones de solidaridad”, ha expresado José María Román, quien ha hecho entrega a Chari Sánchez, en nombre de Sadicum, una placa en reconocimiento a la labor que realiza.

Por su parte, Chari Sánchez ha agradecido a los ayuntamientos de Chiclana y Alcalá de los Gazules por subvencionar parte de estas ‘Vacaciones en Paz’, así como a las familias que acogen a los menores. “A principios de año estaba preocupada por la falta de familias, pero a cada llamada y mensaje por whatsapp la respuesta fue un sí”, ha comentado la presidenta de Sadicum.

Este año la llegada a Chiclana de estos menores se siente un poco más especial y emotiva si cabe, tras dos años sin poder llevar a cabo esta iniciativa con motivo de la pandemia.

Proyecto ‘Vacaciones en Paz’

Así, el proyecto ‘Vacaciones en Paz’ propicia que estos menores pasen estos meses de verano junto a familias de acogida chiclaneras, y tengan la oportunidad de disfrutar de nuestro clima y playas, y se alejen de las altas temperaturas superiores a los 50 grados que sufren en sus lugares de origen, como recompensa al esfuerzo diario que realizan en las escuelas durante el curso escolar.

Loa iniciativa se viene llevando a cabo en Chiclana desde 1998 gracias al esfuerzo, trabajo y dedicación de la Asociación local de Ayuda al Pueblo Saharaui de Chiclana ‘Sadicum’, coordinando y asegurando que ningún menor de los que llegan se quede sin un chequeo médico y atención sanitaria adecuada a sus necesidades, de la que carecen en los campamentos, brindándoles, además, la oportunidad de practicar el castellano, segunda lengua oficial de la población Saharaui y muy arraigada en su cultura. En este tiempo de estancia, participarán en multitud de actividades lúdicas, culturales y deportivas junto a la población infantil de Chiclana.

Share