El delegado de Cultura del Ayuntamiento de Jerez, Francisco Camas, ha subrayado que “el trabajo de internacionalización del flamenco que está desarrollando el Ayuntamiento de Jerez está llamando la atención en el mundo”, a raíz del interés que han despertado Jerez y su cultura en la municipalidad de Kadikoy, un sector de Estambul de unos 500.000 habitantes. El director cultural de Kadikoy, Alisan Capan, se ha puesto en contacto con el delegado municipal jerezano, movido por su interés en establecer relaciones con la ciudad y se ha desplazado hasta el Palacio de Villapanés para tratar de este asunto.

Francisco Camas ha mantenido con él una reunión en la que han hablado sobre flamenco. “Quieren abrir cauces de colaboración con el Ayuntamiento de Jerez y vamos a firmar un convenio de colaboración con ellos y al mismo tiempo quieren participar en el proyecto Kriatura, el festival flamenco de los niños y de las niñas, del que ya se han celebrado tres ediciones, con la colaboración de la embajadora del Flamenco de Jerez, Kirstine Hastrup”. El delegado no ha dudado en poner en contacto a Capan con Hastrup, para que “por las tres partes podamos ir confluyendo en un proyecto global”.

Uno de los objetivos de la estrategia de internacionalización del flamenco del Ayuntamiento de Jerez, en la que juega un papel importante el proyecto Kriatura, ha explicado Francisco Camas, es “que la UE entienda el vehículo y el motor importantísimo que es el flamenco como herramienta cultural, social y de unidad de pueblos. Y ahora tenemos a nuestro favor a la municipalidad de Kadikoy, que se suma a este proyecto con  la carga cultural y la larga tradición histórica de Turquía”.