Los dos primeros cursos para el fomento de la economía azul y la potenciación de las salinas de San Fernando de la mano de actividades como el ecoturismo y la salicultura ya han comenzado a dar sus frutos con las primeras personas contratadas y el germen de varias nuevas empresas que apuestan por generar empleo y actividad en este sector.

Esa es la principal conclusión del balance final de esta actividad formativa, con un 35% de empleabilidad ya constada, que ha nacido de la alianza entre el Ayuntamiento de San Fernando y la Universidad de Cádiz con dos cursos específicos de Guía-Intérprete de las Salinas y Salicultores del Siglo XXI que se han venido desarrollando durante esta primavera y verano, y en los que han participado 34 personas.

La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, y la delegada de Empleo y Emprendimiento, Regla Moreno, acompañadas del coordinador de esta formación, el profesor de la Universidad de Cádiz (UCA) Alejandro Pérez Hurtado, investigador al frente del grupo de investigación Conservación de Humedales Costeros y director de los Servicios Centrales de Investigación en Salinas (SC-ISE) de la UCA, las Salinas la Esperanza, han entregado hoy los diplomas de final del curso a parte del alumnado.

Conservar el medio natural creando empleo

Durante el acto, celebrado en el Ayuntamiento de San Fernando, la regidora ha expresado su satisfacción por el éxito de esta formación vinculada a la economía azul que ha nacido de la alianza y el trabajo conjunto del Consistorio y la Universidad de Cádiz, y del empeño por lograr un doble objetivo: poner en valor el Parque Natural Bahía de Cádiz y dar una nueva vida a las salinas que rodean a San Fernando, al tiempo que se fomenta la generación de empleo vinculada a ello.

Como ha dicho la regidora, “con esta acción protegemos el medio natural, porque poner en funcionamiento las salinas significa proteger esos espacios productivos que nos acompañan desde los orígenes de San Fernando. Pero también creamos empleo, generamos riqueza y dinamizamos la economía con la actividad productiva que se crea en ellas”.

En este sentido, Cavada ha resaltado que por los dos cursos que se han desarrollado han pasado 34 personas, “y el éxito es indudable porque hemos conseguido ya, y seguro que se irán incorporando más, que dos personas hayan sido contratadas por cuenta ajena y que una decena de participantes vayan a crear sus propias empresas relacionadas con este sector en sus dos vertientes: el ecoturismo y la actividad productiva”.

“Eso es lo que perseguíamos, contribuir a generar empleo y que nuestras salinas estén protegidas y cada día mejor conservadas. Al final es nuestra riqueza. San Fernando está rodeada de Parque natural y de salinas que deben permanecer y que son un elemento de protección de nuestra ciudad”, ha añadido la primera edil, que ha agradecido su implicación a “todos y todas los que han decidido formarse en esta materia”.

Recuperar las salinas

Por su parte, el coordinador del curso ha agradecido la apuesta y colaboración del Ayuntamiento, que incluso ha cedido espacios como el Centro de Congresos para impartir los módulos teóricos de los cursos.

Pérez ha dejado claro que “cuando hablamos de dar un uso al territorio no podíamos olvidarnos de San Fernando, que tiene un espacio riquísimo rodeado de marismas, con un potencial enorme, al que es necesario dar contenido activo que permita un futuro, que fomente el empleo y la actividad en este entorno”

El profesor añade que “eso da riqueza y permite el triple objetivo de recuperar la cultura salinera, recuperar el medio ambiente y recuperar la economía. Esa ha sido la piedra angular de este curso en el que los alumnos y alumnas isleños han completado una trayectoria que ahora les lleva al emprendimiento”.

Visita a las Salinas la Esperanza

En el caso concreto de la apuesta por la salicultura, un grupo de ocho alumnos y alumnas del curso de Salicultores del Siglo XXI van a aprovechar los conocimientos adquiridos para iniciar el camino del emprendimiento, creando para ello tres empresas diferentes.

Ese grupo de nuevos emprendedores ha visitado hoy junto a la alcaldesa, la concejala de Empleo y el coordinador de los cursos y profesor universitario las Salinas la Esperanza, ya que es allí donde van iniciar sus negocios centrados en la producción de sal y en el aprovechamiento de las algas para amplificar la economía azul. Todo ello con el apoyo y la supervisión de la UCA.