La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, y el delegado de
Presidencia, Conrado Rodríguez, han mantenido un encuentro con la junta
directiva de la recientemente constituida Asociación del Sector Naval de
Afectados por el Amianto Bahía de Cádiz.

Desde el Ayuntamiento han trasladado todo su apoyo a esta entidad que
aglutina a trabajadores y trabajadoras afectados por la exposición a este
material de los tres astilleros de la Bahía de Cádiz, donde durante décadas
se utilizó el amianto primero en la construcción de embarcaciones (para el
aislamiento) y que posteriormente sufrieron las consecuencias durante las
reparaciones. También da cabida a los familiares de estos exempleados.
Como informaron en su encuentro con el equipo de gobierno, esta
asociación tiene ya cerca de 70 miembros, y su objetivo es iniciar una
campaña informativa para llegar a todos aquellos trabajadores y
trabajadoras de este sector —y familiares— que hubieran estado expuestos
y que pudieran tener riesgo de desarrollar enfermedades y patologías por
esta causa.

La intención es ofrecerles asesoramiento, ayuda, información útil, defender sus intereses y formarles al respecto. No en vano, como explicaron, el periodo de latencia durante el que hay posibles perjuicios para la salud a causa del amianto es muy largo (incluso de 45 años), y en la Bahía de Cádiz se contabilizan en torno a 10.000 exempleados de los astilleros a los que se certificó ya en su momento por medio de un registro que habían estado expuestos a este nocivo material durante su labor diaria.

De hecho, se pueden producir incluso casos de exposición indirecta que
también han desarrollado enfermedades. Precisamente, en la junta directiva de esta asociación, en la que hay dos mujeres, una de ella es viuda de un antiguo empleado del sector naval y otra es la hija de una afectada que contrajo dolencias asociadas al amianto porque lavaba a diario el uniforme de trabajo de sus hermanos, que sí eran trabajadores de los astilleros.

La Asociación del Sector Naval Afectados por el Amianto Bahía de Cádiz,
que tiene actualmente como sede el local social de la asociación de vecinos
de Puerto de Palos, también aglutina ya a algunos antiguos empleados de
otros sectores industriales de la Bahía de Cádiz, como el aeronáutico.
Entre los objetivos que se marcan está recuperar y reactivar el derecho que
tienen todos estos exempleados y exempleadas a contar con un servicio de
vigilancia por parte del sistema de salud pública, tal como establece la
normativa. Tal como expusieron, en la provincia de Cádiz hay un centro de
referencia de vigilancia específica de empleados post-expuestos —el único
existente en Andalucía—, pero apenas tiene dotación personal y material
para atender a este colectivo al que deberían realizarse chequeos, controles
y pruebas (espirometrías, etc.) para evitar un desarrollo de posibles
enfermedades y de cara a obtener diagnósticos los más precoces posibles.

La regidora ya ha trasladado a este colectivo su intención de prestarles todo
el apoyo municipal y colaborar en las actividades y acciones que vayan a
llevar a cabo, así como poner a su disposición los espacios municipales
para desarrollarlas. Una de ellas es la jornada informativa que estaba
previsto celebrar esta primavera, en la que iban a intervenir tres ponentes
de diferentes ámbitos, y que se va retomar en cuanto las circunstancias
actuales lo permitan. Cavada también les ha felicitado por la iniciativa y por el paso que han dado con la constitución de esta asociación, muy importante en una ciudad que tiene una larga historia vinculada a la construcción naval, y donde muchas generaciones de trabajadores y trabajadoras estuvieron expuestos a este riesgo.

Leer también

Cádiz dispondrá de 77 puntos de vacunación para hacer frente al Covid-19 dentro del Plan 500.000 de Salud

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre, ha informado de qu…