lucas-anota-el-tanto-del-empate-ante-el-espanyol

Es complicado de explicar que el Cádiz dominó la primer parte por completo, que dominó del minuto 65 al final del encuentro también, y sin embargo, no ganó. Los primeros veinticinco minutos de la segunda parte (otra vez del 46 al 65) condenaron la victoria cadista tras entrar en un agujero negro de difícil explicación. Y al final, en el cómputo global, incluso se podría decir que el empate es justo porque Ledesma apareció, otra vez, porque Lecomte también y porque ambos tuvieron ocasiones para haber marcado más goles.

Y eso que el primer aviso cayó del lado del Cádiz CF. Un centro de Zaldua fue rematado alto por Rubén Sobrino que volvía a partir de titular junto a Negredo. El mismo equipo, salvo el propio lateral diestro que sustituyó al sancionado Iza, partía ante el Espanyol. Y la actitud era la misma que ante el Villarreal, valiente y con una presión arriba que le daba la iniciativa frente a un Espanyol que partía en puestos de descenso el partido.

El partido, manejado por el Cádiz, entraba indirectamente en el plan de Diego Martínez y los suyos; muchas interrupciones, buena defensa y vigilancia a las dos bandas del Cádiz, muy activos en el inicio, tanto Alejo como Bongonda. El conjunto catalán no conseguía pasar del mediocampo y se limitaba a defender los intentos de ataque de un Cádiz CF que buscaba el primer tanto como local de la temporada.

Un Cádiz coral en la primera mitad

Al Cádiz de la primera parte pocas cosas se le pueden reprochar. Una presión constante, balones al espacio, línea de fondo siempre ganada, segundos duelos también pero siempre la misma falta de acierto en el último pase o remate. El equipo de Diego estuvo a merced de los de Sergio la primera media hora en la que fue incapaz de acercarse a los dominios de Ledesma.

Y así continuó hasta el descanso al que el Cádiz llegó habiendo celebrado el primer gol de la temporada en casa (segundo tanto ocho partidos) tras el enésimo saque de banda de Luis Hernández al corazón del área pequeña; en esta ocasión un par de rechaces acabaron en la bota derecha de Víctor Chust que solo tuvo que empujarla. Un gol clave y que ponía justicia divina y deportiva a una primera parte inmaculada de los de Sergio González que demostraron un nivel sublime en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Segunda parte, irreconocible el Cádiz, otra vez Ledesma

A veces se pregunta uno cómo se puede cambiar tanto de un tiempo a otro. La alegría le duró lo que duró el descanso al Cádiz. Un despiste defensivo, en la zona roja donde más suele sufrir el Cádiz (después del descanso) acabó con un remate fácil de Joselu dentro del área pequeña. Y no fue la última ocasión. En apenas diez minutos el Espanyol había logrado empatar y Ledesma salvó un remate de Puado que era medio gol. La parada de la jornada.

Movió el banquillo pronto Sergio, viendo que el equipo catalán estaba comiéndose literalmente el buen trabajo de la primera parte. El Cádiz había mutado, desapareció por completo tras el descanso y lo que había sido una clase coral, se estaba convirtiendo en una pesadilla. Ledesma volvió a aparecer en otra gran parada, mal acostumbrando a un equipo irreconocible en la segunda mitad. Si los primeros veinticinco minutos del partido fueron excelsos, la segunda parte dejó, probablemente, los peores de la temporada.

La Lucha sigue sin negociarse

Y todo empeoró con el segundo tanto del Espanyol, otro de Joselu, tras veinte minutos lamentables de un equipo desconocido y que parecía completamente distinto al de la primera mitad. Pero hay algo que nadie puede reprocharle, ya lo hemos dicho, y es que este equipo sigue sin negociar la lucha. Una progresión de Pacha por la izquierda terminó con el balón en el punto de penalti y el remate y primer tanto de Lucas Pérez.

Ledesma había mantenido vivo al Cádiz y la afición despertó al equipo de su letargo, obligándole a pelear y reaparecer, al menos, como lo hicieron en la primera parte. Y a punto estuvo de ganar, con una arreón de fútbol e intensidad, como en la primera parte. Lecomte salvó al tercero a remate de Álex y el travesaño evitó la victoria y el segundo de Lucas Pérez en el último minuto con una falta que se clavó en la cruceta en el corazón de muchos cadistas. Porque se preguntan muchos, nos preguntamos, a qué se debe que el Cádiz pierda en 22 minutos de la segunda parte el gran trabajo logrado durante el resto del encuentro.

Ficha técnica:

Cádiz: Ledesma, Zaldua, Luis Hernández, Chust, Espino; Rubén Alcaraz (82′ José Mari), San Emeterio (Álex 57′), Bongonda (57′ Choco Lozano), Alejo (63′ Ocampo); Sobrino, Negredo (63′ Lucas Pérez).

RCD Espanyol: Lecomte, Oliván, Cabrera, Gómez, Calero; Costa (Lozano 86′), Darder (75′ Bare), Edu Expósito (86′ Gil); Vidal (75′ Lazo), Melamed (37′ Puado), Joselu.

Árbitro: Hernández Hernández (comité canario) que amonestó a Melamed, San Emeterio, Chust, Zaldua, Áleix Vidal, Ocampo, Óscar Gil y Lozano.

Goles: 1-0 Chust (42′); 1-1 Joselu (50′); 1-2 Joselu (67′); 2-2 Lucas Pérez (76′)