Este martes 4 de octubre, Cruz Roja ha celebrado su tradicional Día de la Banderita. La solidaridad de la población gaditana ha permitido a Cruz Roja atender a decenas de miles de personas en situación de vulnerabilidad durante los años de la pandemia. Por ello, Cruz Roja quiere dedicar su tradicional Día de la Banderita a dar las GRACIAS: en lugar de pedir donaciones, el voluntariado de Cruz Roja se lanzará a la calle para agradecer a la ciudadanía e informar de los proyectos de la Institución.

Cádiz

Por la plaza de la Catedral de Cádiz han pasado, tanto la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía Mercedes Colombo, como el alcalde José María González acompañado de las concejalas Eva Tubío y Montemayor Mures. Allí han podido saludar a la presidenta de Cruz Roja en Cádiz, Rosario García.

San Fernando

La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, y la concejala de Políticas Sociales, Virginia Barrera, han participado hoy en la celebración del Día de la Banderita.

En San Fernando, tal como han puesto de relieve la regidora y la edil, el Ayuntamiento y Cruz Roja desarrollan un importante trabajo conjunto que se materializa en iniciativas como la reciente cesión del local a la Asamblea Local de la entidad para mejorar su labor; el buen resultado del programa para Personas Mayores que se desarrolla en el Centro Eugenio Pérez Gener, en la Ardila; o el reciente convenio suscrito para contribuir desde lo municipal al trabajo que lleva a cabo Cruz Roja por la guerra de Ucrania. A lo anterior se suma a coordinación municipal con la residencia de personas mayores y el centro de día, donde también se desarrollan talleres ocupacionales municipales; o el servicio de vigilancia y salvamento que Cruz Roja ha puesto en marcha este verano en la playa de Camposoto.

Chiclana

En Chiclana, el alcalde José María Román también acudió a las mesas dispuestas por Cruz Roja en la ciudad.

El alcalde de Chiclana ha señalado que, “en el caso de Chiclana podemos sentirnos orgullosos de tener una estructura de Cruz Roja muy potente que, además, es el buque insignia de la Cruz Roja en España en los programas de salvamento y socorrismo, con un presupuesto de un millón de euros. Además, existe un trabajo realizado con voluntarios que es muy importante, a lo que hay que sumar el puesto que tienen en la calle Jesús Nazareno, que es sede, botiquín y espacio para el desarrollo de cursos. La ciudad solo puede darle las gracias a Cruz Roja por la implicación y porque cada vez se hacen más cosas en común, siendo una estructura apreciada por toda la ciudadanía”.