Este sábado, Cádiz vivió su despedida oficiosa del verano con la XXXY edición del entierro de la Caballa. Por la tarde, el cortejo de la Caballa recorrió las calles del barrio de la Viña y todo el entorno de La Caleta, donde terminó la procesión.

Ya por la noche, el pregón, previo a la quema de la caballa, corrió a cargo de Manolín Santander que, además, actuó con su chirigota. También se sumaron otras agrupaciones a esta despedida veraniega. Asimismo, se repartieron unas 3000 raciones gratuitas de fideos con caballa.

Foto: Ayuntamiento de Cádiz

Numerosas personas se dieron cita el La Caleta para este tradicional evento que los últimos dos años se había suspendido por la pandemia. Muchas ganas de carnaval, muchas ganas de fiesta y muchas ganas de recuperar la normalidad.