Los pensionistas gaditanos empezarán a cobrar a partir de hoy la nómina de enero, que incorpora la revalorización del 8,5% para todas las prestaciones vigentes el 1 de enero de 2023. En 2018 la pensión media en Cádiz era de 1.143,62 euros, mientras que ahora asciende a 1.405,99 euros, una revalorización de 262,37 euros entre los años 2018 y 2023.

Con esta subida del 8,5%, el aumento de la pensión media de jubilación en la provincia de Cádiz con respecto a 2022 es de 110,15 euros al mes o de 1.542 euros al año y se sitúa en 1.405,99 euros mensuales. Es decir, es como recibir algo más de una mensualidad extra, o quince pagas anuales.
A este aumento en las percepciones hay que añadir la subida del 15% del que se benefician en Cádiz las 16.781 pensiones no contributivas, con un importe promedio mensual de 520,98 euros, y aquellos que cobran el IMV.

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, ha destacado que “se trata de una cuestión de justicia social que va a beneficiar a muchos gaditanos. El Gobierno de España vuelve a cumplir con sus compromisos, es la demostración de la solidaridad de la sociedad con los que han cotizado y merecen una protección acorde con su esfuerzo”.


El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones cuenta en la provincia de Cádiz con 227.525 pensionistas, a los que abona una media de 1.177,54 euros, según datos en vigor a enero de 2023. La cuantía de la pensión media gaditana supera en casi 115 euros a la media andaluza, con 1.062,66 euros.

La actualización de las pensiones con los precios realizada por este Gobierno hace que una pensión media sea ahora un 17,65% más alta que de haberse seguido aplicando la fórmula de revalorización de la reforma que hizo el anterior Gobierno.

Distribución de rentas según pensión

Más de la mitad de los perceptores gaditanos de pensiones contributivas en enero son pensiones de jubilación, en concreto, el 53,52%. Las pensiones de viudedad alcanzan el 24,85% del total. A estas dos categorías, que suman el 78,38% del conjunto, hay que sumar las prestaciones por incapacidad
permanente (15,83%); la de orfandad (4,6%) y las prestaciones en favor de familiares (1,16%).

De las 227.525 pensiones contributivas abonadas en la provincia de Cádiz, lo que representa el 2,27% del total nacional, 121.791 son de jubilación; 56.552 de viudedad; 36.039 de incapacidad permanente; 10.484 de orfandad y 2.659 en favor de familiares. El número de pensiones gaditanas crece a un ritmo interanual
del 0,7%, por debajo de la tasa nacional del 1,1% de un año antes.


Pensión media en la provincia

La pensión media del sistema asciende en enero a 1.177,54 euros mensuales. Esta cuantía comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y en favor de familiares). La pensión media de jubilación en la provincia es de 1.405,36 euros. Por su parte, la pensión media de viudedad es de 877,20 euros al mes y la de incapacidad permanente es de 1.117,15 euros.

Complemento brecha de género


Con fecha 1 de enero, 8.295 pensionistas gaditanos cobran el complemento por brecha de género, con un porcentaje de perceptoras muy mayoritariamente femenino (un 92,3% son mujeres, según datos nacionales). El importe medio mensual de este complemento en la pensión es de 74 euros en nuestra provincia.

Del total de pensiones complementadas, el 17,61% corresponde a pensionistas con un hijo (1.461), que anteriormente no tenían acceso al complemento de maternidad. Además, el 39,36% de los beneficiarios cuentan con dos hijos (3.265); el 24,06%, con tres (1.996) y con cuatro hijos, el 18,96% (1.573). El complemento de brecha de género, vigente desde febrero de 2021, consiste en una cuantía fija, tras la revalorización aplicada en 2023, de 30,40 euros al mes por hijo, que se aplica desde el primer hijo, a diferencia del complemento de maternidad anterior. Se solicita a la vez que se solicita la pensión.
8,5% de incremento y estadísticas completas

Este incremento del 8,5% es el valor medio de las tasas de variación interanual del índice de precios de consumo (IPC) entre diciembre de 2021 y noviembre de 2022, según la fórmula establecida en la Ley 20/2021 de garantía del poder adquisitivo de las pensiones, de forma que éstas subirán exactamente lo mismo que haya aumentado el IPC medio durante el año anterior.