El teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz, y el delegado de Movilidad y Seguridad, Rubén Pérez Carvajal, han presentado el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Jerez, una propuesta “para marcar un horizonte de futuro y una hoja de ruta que permitan ofrecer una respuesta eficaz a las necesidades actuales, afrontar los retos presentes y estar preparados para el escenario que viene, en consonancia con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030”.

En líneas generales, el Plan plantea la posibilidad de configurar una “jerarquía viaria clara y sacar fuera de los barrios todas las vías de alta velocidad, creando de esta forma una ciudad de barrios, de unidades vecinales en las que la prioridad absoluta la tendrán los vecinos y los comercios de proximidad”, en palabras del responsable de Movilidad.

El documento es fruto de una actualización del último Plan de Movilidad, “en el que varias delegaciones municipales vienen trabajando desde hace meses de manera coordinada con el equipo redactor de la empresa Contorno y con el que queremos conseguir un amplio consenso social”, ha explicado Díaz, añadiendo que “tenemos que dar una respuesta global a la problemática que se nos presenta según qué barrio o zona. Por eso este plan es importante, por eso es transgresor, porque se actualiza con nuevas repuestas a retos de hoy y mañana, y de ahí la prioridad de someterlo al debate. Para que sea un plan de todos, y para que en 2030, Jerez sea todo un referente en movilidad urbana sostenible”.

Como ha recordado, algunas de las líneas definidas en el Plan ya se han puesto en práctica en estos años, “pero es necesario que todos los proyectos que se realicen en este sentido se enmarquen dentro de una hoja de ruta definida. Queremos una ciudad más amable, más humana, atractiva y más accesible, donde cobre protagonismo el peatón, y todo dentro de un marco estratégico integrado para mejorar mejorar la calidad de vida y generar un entorno más amable”.

Jerez, ciudad de proximidad

Como ha explicado Rubén Pérez, “se trata de una propuesta trabajada por reconocidos expertos en la materia en base al análisis que parte de datos rigurosos que ha dado como resultado un trabajo muy técnico y dotado de una gran solidez”.

Con este documento se propone, por tanto, “un nuevo modelo de ciudad de proximidad, más saludable, más sostenible, que proteja y promueva nuestro comercio local; que integre, una ciudad para las personas, niños, mayores, mujeres, personas con movilidad reducida, invidente… Un Jerez en el que quepamos todos, siempre desde el principio de la universalidad de usos”.

Durante su intervención, Rubén Pérez ha puesto de manifiesto las singularidades propias que presenta Jerez, ya que “tanto los orígenes como los destinos se encuentran perfectamente localizados, pero distribuidos por toda su extensión. Jerez puede ser muy eficaz en términos de movilidad con un mínimo esfuerzo, y sabemos perfectamente cómo hacerlo”.

Asimismo, ha puesto el acento en otro aspecto a considerar, como es la enorme autonomía funcional de Jerez, subrayando que “el 90% de los viajes son interiores”, por lo que el enfoque del plan está dirigido principalmente al casco urbano.

Ejes del Plan

En palabras de Rubén Pérez, Jerez hoy mantiene “un modelo isótropo, es decir, “todos lo vehículos pasan por todos los sitios, lo cual, propicia tráficos de paso oportunistas que alteran la tranquilidad de los barrios”, un modelo que, a su juicio, va en detrimento del vecino, del peatón, “que se ve afectado por esta falta de estructura funcional, lo que nos lleva a la necesidad de ese modelo de ciudad de barrios, de escala humana, un Jerez de 10 minutos, en el que los parámetros que lo definen serán las personas y el tiempo; todo ello sin olvidar que Jerez también tiene distancias, y por tanto apostamos por un sistema potente de transporte público”.

En este sentido, son cuatro las estrategias principales del plan: creación de zonas de bajas emisiones; configuración de corredores peatonales; completar la red de carril bici; y creación de la red de corredores de preferencia bus.

En relación a la primera, ha indicado que “las unidades vecinales se convertirán en zonas de bajas emisiones al reducir los tráficos a las necesidades planteadas por los vecinos y comerciantes de proximidad”. En cuanto a la red peatonal de la ciudad, Rubén Pérez ha explicado que ésta funcionará en dos escalas, urbana y barrial. “La urbana está constituida por una red de grandes corredores, con protección, seguridad, y que permitirá recorrer a pie grandes distancias. La barrial, por su parte, es un área que lo que crea es “un clima de calmado absoluto de tráfico, donde domina el peatón, que podrá recorrerla con seguridad y con confort; en estas áreas el principio de accesibilidad estará por encima del de tráfico”.

Ampliación de carriles bici

Otra de las líneas de actuación propuestas en el Plan tiene como objeto completar el sistema que permita el uso de la bici y vehículos de movilidad personal (VMP), tanto a nivel de barrio, de ciudad y de territorio. “En las unidades vecinales, regirá el principio de la coexistencia con el resto de modos de transporte, mientras que en ciudad, se hará a través de los carriles bici, que vamos a completar”. En cuanto al territorio, ha explicado que “la bicicleta debe conectar con la naturaleza y debe permitir un uso tranquilo y recreativo, que permita a las familias disfrutar de un paseo por nuestra zona rural”.

Transporte público

En relación a este servicio, el delegado de Movilidad ha subrayado la importancia de una red de transporte público eficaz en el marco de este Plan, ya que “tiene que conectar los grandes orígenes con los grandes destinos, además de contemplar un segundo nivel de reparto para dar cobertura a esas zonas de menor densidad, interior de barrios, o bien destinos secundarios”.

Para ello, ha subrayado la necesidad de, “fundamentalmente, se garantice la velocidad, la eficiencia para unir los grandes orígenes con los grandes destinos y la eficacia al hacerlo”. La creación de estos corredores de preferencia bus por tanto será “la base para articular la reestructuración de líneas. Las bases ya las tenemos, que serán la creación de estos corredores, la facilidad para el intercambio con otros modos de transporte, y la cobertura del servicio con paradas con una separación máxima de 250 metros. Estos serán las directrices que regirá la reestructuración de líneas”.

Por último, los responsables municipales han subrayado la prioridad que tienen la ciudades de trabajar en la implantación de un modelo de movilidad urbana que permitauna ciudad universal, donde un niño o un anciano se puedan mover con las mismas garantías que un adulto. Por ello, vamos a trabajar con cada barrio, con cada vecindario de nuestra ciudad para elaborar todos los proyectos que vamos a desarrollar hasta el año 2030. Jerez puede y debe ser el modelo de ciudad europea de los diez minutos, tenemos los mimbres para ello, ese es nuestro reto”.

Leer también

Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez, pide a los jerezanos “que no bajemos la guardia”

Ante la finalización del estado de alarma en todo el país, por parte del Gobierno de Españ…