Por-qué-se-celebra-san-valentin

Existen multitud de teorías que giran en torno al Santo del Amor. Historias que te cuentan y que cuentas para defender y celebrar el 14 de febrero, día de los enamorados. Pero lo cierto es que el origen de San Valentín no es el que te han contado o, al menos, el que tú sabes.

¿Eres de los que celebran San Valentín? ¿Estás enamorado o enamorada todo el año pero sólo lo demuestras con un ramo de rosas el 14 de Febrero? ¿Eres cristiano y practicas el cristianismo? Son preguntas que podríamos hacer a todos y cada uno de los que viven este día de enamoramiento de manera especial. Porque quizás no sepan que si consumes San Valentín solo un día al año -como manda la tradición- estás conmemorando las buenas obras que realizó San Valentín de Roma. Fue el responsable de relacionar su nombre al amor y la afectividad.

En la guerra pagano-cristiana, el contrapunto es San Valentín. Su expansión ayudó al cristianismo a combatir a los paganos -romanos o no- y enaltecer al amor por encima de cualquier cosa. No es de extrañar que años después unos famosos centros comerciales también se encargasen mucho de enaltecer el amo en forma de regalos.

Lupercalia, látigos, cabras y perros

Puede que no te hayan contado, sin embargo, que San Valentín fue creado como contrapunto a la fiesta de la fertilidad llamada Lupercalia. Una fiesta pagana en la antigüedad de Roma en la que las mujeres esperaban ser golpeadas con látigos hechos de piel de cabras y perros, mojados en la misma sangre de estos animales. Esta creencia les hacía creer -nunca mejor dicho- que el ritual les haría más fértiles. Siglos más tarde, un poco de cordura no venía mal y el Papa Gelasio I pensó que habí que cambiar tanto látigo, por Amor con mayúsculas. Y prohibió la celebración de Lupercalia e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de san Valentín.

Pero, tras siglos con San Valentín en juego, no fue hasta 1382 cuando un poema titulado Parlamento de los pájaros, mencionó el Día de San Valentín oficialmente. Chaucer fue su autor, -inglés como Shakespeare- y a partir de ahí el poema se considera el verdadero culpable del Día de San Valentín en una fecha fija y concreta.

Distintas fechas, distintos países

Lo que sí es cierto es que San Valentín unifica al Amor. Pero no solo en España, sino también en muchos países centro europeos como Finlandia donde se asocia al amor y a la amistad. También en latinoamérica donde, incluso, se cambian las fechas. En Bolivia el 21 de septiembre, el 12 del mismo mes en Brasil o también se puede celebrar como en Colombia  (Día del Amor y la Amistad o Día de Amor y Amistad (Anteriormente se le llamaba “Día de los Novios”) que tiene lugar el tercer sábado de septiembre desde 1969.

Los orígenes y las teorías son muchas, como han podido ver. Pero no podemos obviar otra que decía que Según la tradición, San Valentín de Roma fue un sacerdote romano que acompañaba espiritualmente a los cristianos que habían caído presos en las persecuciones contra los practicantes de esta fe y les ayudaba a prepararse para el martirio y la muerte. Nada que ver con el amor de hoy en día.

Sea como fuere, fiesta del amor o no, comercial o no, este año San Valentín sí se puede celebrar, en casa mucho mejor, y no como otras fiestas que han tenido que ser canceladas. Porque es más que evidente es que tener un día al año para celebrar tu amor a los tuyos o a tu pareja, es siempre especial. ¿O no?

Leer también

Ana Mestre y la Junta siguen luchando por la igualdad a las puertas del 8 de Marzo

El 8 de Marzo está marcado en rojo por instituciones y políticos como la Junta de Andalucí…