El Pleno sobre el Estado de la Ciudad se celebrará el próximo 19 de septiembre, a partir de las nueve de la mañana. Así lo ha anunciado el alcalde de Chiclana, José María Román, tras comunicarlo a los grupos políticos en la Junta de Portavoces. Así pues, la forma de proceder en esta sesión es abriendo alcalde de Chiclana con una primera intervención, a la que seguirá la exposición de los portavoces de los distintos grupos políticos con representación plenaria, de menor a mayor, con 20 minutos de intervención cada uno. Habrá una réplica de 10 minutos y finalizará el alcalde con una última intervención. Los tres concejales no adscritos también tendrán su turno de palabra.

“Desde el principio de este mandato corporativo, este Gobierno municipal tuvo claro que era muy importante el debate político. En este sentido, acordamos que todas las propuestas políticas de los distintos grupos pasaran a Pleno para su debate. Esto no quita que cada cual tenga su votación y esté a favor o en contra”, ha destacado el alcalde, señalando que “es bueno favorecer el debate político, porque es una buena manera de enriquecernos todos”.

Tratar todos los temas de la ciudad

Este Pleno es un debate abierto y no lleva propuestas que haya que votar, pero sí viene bien, porque cada uno da su visión de cómo está la ciudad. Por eso, ningún comentario es de despreciar”, ha explicado José María Román, reseñando que “cada grupo político y cada concejal no adscrito hace su propuesta y su planteamiento de cómo ha ido el año y de lo que cree que debe ocurrir en los próximos meses. Este Pleno es diferente porque tenemos elecciones el año que viene y no sé si el debate podrá ser de la normalidad propositiva que hubo en el anterior Pleno de Estado de la Ciudad o irá por otros recorridos. No obstante, lo importante es el debate político, al igual que lo es la interlocución del Gobierno con la ciudadanía, porque es lo que aporta ideas para la ciudad”.

Además, el alcalde ha señalado que, “en este Pleno se habla absolutamente de todo, desde temas sociales y más particulares, a los grandes temas de la ciudad como el Plan General o los aspectos económicos, que es un tema siempre importante”. “Se trata de momentos en los que yo aprovecho para oír lo que se dice y tomar nota, porque siempre hay cosas que merecen la pena y en las que se puede mejorar. Creo que celebrar este Pleno de Estado de la Ciudad es un modelo positivo para que todo el mundo se sienta escuchado”, ha incidido, explicando que “se hace en septiembre para que no coincida con otros plenos como pueda ser el de presupuestos entre diciembre y enero, en verano no se puede y por eso nos parece más oportuna esta fecha”.