En tiempos de crisis, en medio de una pandemia donde el mercado de fichajes se ha reducido considerablemente, equipos como el Cádiz CF están encontrando serias dificultades para poder inscribir a jugadores en la Liga de Fútbol Profesional. Sin embargo, desde el club amarillo se niega con rotundidad que haya ningún problema con el límite salarial al mismo tiempo que se reconoce que “para que lleguen jugadores tienen que salir”. “Lo que hay es un problema con las fichas, no con el límite”. Una situación complicada a diez días del cierre del mercado de fichajes que en lugar de admitir con normalidad, se empeñan en desmentir con rotundidad, asegurando que contemplar la venta de algún activo es una “completa tontería”. 
La cuestión es sencilla. Actualmente y según la página web oficial de la Liga de Fútbol Profesional, el Cádiz CF tiene inscritos 23 jugadores de la primera plantilla. Todos ellos con dorsal. Además hay dos jugadores que aparecen sin ese dorsal pero aparentemente siguen en el sistema aunque la puerta de salida está abierta. Uno es Edu Ramos con el que no se cuenta y otro es José Manuel Jurado, de quien el Presidente Manuel Vizcaíno confirmó este pasado jueves a MARCA que “tiene los días contados”. La situación es tan grave que el Cádiz se estaría planteando despedir al jugador de Sanlúcar de Barrameda por bajo rendimiento, algo que el propio jugador no ha querido ni desmentir ni confirmar a este periódico. Pero la situación es tensa ya que el futbolista ya no estaría entrenado con el equipo y habría sido expedientado y forzado a salir por la puerta de atrás. El club tampoco ha podido confirmar que el jugador haya entrenado esta mañana en un entreno a puerta cerrada. 

Salidas forzosas del club


Líos individuales aparte, llama poderosamente la atención también que en la web oficial de la Liga no aparezcan ni Jeremías Ledesma, cancerbero fichado esta temporada y que pasa por un proceso de aislamiento por un positivo por coronavirus, ni tampoco Álvaro Giménez, adquirido de manera obligatoria tras el ascenso por una cantidad cercana a los 2,5 millones de euros, ni Nano Mesa, otra compra de esta temporada.  Vizcaíno aseguró que “Álvaro tiene su dorsal, está inscrito y es un jugador más para Cervera”. Sin embargo, en la web de la Liga, órgano oficial que recoge el dorsal y el nombre que el futbolista lleva en su camiseta, no se tiene constancia ni aparece el jugador, ni en el club se ha respondido a la pregunta de LA GACETA sobre cuál es el dorsal que lleva. Por tanto no están inscritos ni Ledesma, ni Nano Mesa, ni tampoco el citado Giménez. Sencillamente porque no cuentan con fichas suficientes a pesar de que se le ha reservado el dorsal al portero y también al delantero.


Toda esta situación no hace más que confirmar que el Cádiz no puede inscribir a nadie ahora mismo en La Liga.

Gasto plantilla inscribible

El en Cádiz se está aligerando la salida de jugadores como Panadero, Jovanovic, David Querol, el propio Jurado, Sergio González o Edu Ramos. Hasta que no salgan, es imposible que pueda fichar a nadie, ni tampoco inscribir una nueva alta como sería la del delantero Álvaro Giménez o Nano Mesa. 


Y el problema en el Cádiz CF viene por la incapacidad de inscribir a nadie pese a que se cuenta con ellos. Pero llama la atención cómo Roberto Perera admite que si no se cuenta con Álvaro Giménez es porque hay delante otros futbolistas viendo que no se puede hacer porque no tiene ficha, es cuanto menos llamativo.

Leer también

¿Un año después sabemos el origen del SAR-Cov-2?

El mes de marzo de 2020 fue el inicio de una pesadilla que a día de hoy sigue vigente en l…