La provincia de Cádiz ha recibido, en la segunda fase del Programa 2021 de ayuda a las personas más desfavorecidas, 1.863.800 kilos/litros de alimentos valorados en 1.730.734 €. A nivel regional, la comunidad está distribuyendo un total de 10,13 millones de kilos de alimentos, con un coste superior a 9,41 millones de euros.

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, ha especificado que el Programa de Ayuda Alimentaria, que el Gobierno de España destina a familias en riesgo de exclusión social, va a ayudar en Cádiz a 65.373 personas.

La provincia de Cádiz ha recibido entre la primera y segunda fase casi 3 millones (2.993.415) de kilos/litros de productos -cifrados en casi 2,5 millones de euros (2.480.695 €)- de los más de 16 millones de kilos/litros de alimentos que le han correspondido a Andalucía por su tasa de paro y de riesgo de pobreza o exclusión social.

Reforzar la inclusión y erradicar la pobreza

José Pacheco ha destacado el esfuerzo de este Gobierno para que “estos planes sigan desempeñando el importante papel que representan para los más necesitados y para toda la sociedad. Para contribuir a promover la cohesión social, reforzar la inclusión y llegar a alcanzar el objetivo de erradicar la pobreza”

También ha agradecido “la coordinación y eficacia” de todos los que participan en el operativo para la distribución de alimentos, y ha recalcado “el papel de los cientos de personas que trabajan desinteresadamente con el único afán de ayudar a los demás”.

Cruz Roja Española y el Banco de Alimentos de Cádiz y Algeciras son las entidades que se están encargando de la distribución de los alimentos entre 229 organizaciones asociadas de reparto en toda la provincia. Estas entidades colaboradoras son quienes hacen llegar estos lotes a familias o personas en riesgo de exclusión. La Subdelegación del Gobierno de España en Cádiz actúa, a través de la Dependencia de Agricultura, como Unidad de Control del programa.

Distribución territorial

Para su distribución territorial, el FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria) ha tenido en cuenta una serie de indicadores objetivos de la situación socioeconómica, tales como el número de beneficiarios, la tasa de paro y la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social.

Los alimentos que se han comprado para esta fase -mediante procedimiento de licitación pública-, han sido arroz blanco, garbanzo cocido, conserva de atún, pasta alimenticia tipo espagueti, tomate frito en conserva, galletas, macedonia de verduras en conserva, cacao soluble, tarritos infantiles de fruta y de pollo, leche entera UHT y aceite de oliva.

Esta cesta de 11 alimentos, nutritivos, básicos, de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos, permite que las personas desfavorecidas puedan preparar fácilmente una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

En España es el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), quien se encarga de la compra y distribución de los alimentos en un programa que está cofinanciado por la Unión Europea.

El Programa de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas de la UE tuvo su origen a finales de los años ochenta como consecuencia de las olas de frío que azotaron Europa en 1986 y 1987. En nuestro país, el programa se desarrolla de forma ininterrumpida desde 1987 con el objetivo de paliar las peores formas de pobreza, suministrando ayuda a las personas más desfavorecidas en forma de alimentos y asistencia material básica y mediante actividades de inclusión social.

Leer también

Más de 400.000 jóvenes gaditanos se beneficiarán de la Tarjeta Joven de Transportes

El Consejo de Administración del Consorcio de Transportes de la Bahía de Cádiz celebrado e…