album-art

El Puerto denuncia el ‘terrorismo callejero’ por quema continuada de contenedores

El teniente de alcalde de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Millán Alegre, denuncia el vandalismo indiscriminado que está padeciendo la ciudad de quema de contenedores; que, si siempre es un lastre, en las últimas jornadas se ha intensificado sobrepasando todos los límites.

El balance de esta semana no puede ser más desesperanzador. La ciudad vivió una noche incendiaria el pasado miércoles, provocando que El Puerto amaneciera el jueves con dos contenedores de cartón, uno de envases y otro de vidrio hechos ceniza en Angelita Alta, en calle Luis Suárez Rodríguez. Una zona que ya cuenta con antecedentes en este tipo de actos vandálicos. En un suma y sigue, la misma noche, uno de cartón y uno de envases en Avenida San Luis Gonzaga; que igual que la anterior también repite como zona afectada.

Plaza del Molino no corrió mejor suerte, con la quema de un contenedore de cartón, uno de envases y otro de vidrio en la barriada de Los Milagros; donde se registraron además daños en los contenedores de orgánica. Al día siguiente, en la calle Zahara de la Sierra otro contenedor de envase quemado y esta mañana, una papelera también quemada en calle Manuel Álvarez.

Más de 20.000 euros en daños al mobiliario urbano

Si el pasado 26 de marzo, Millán Alegre hacía balance de lo que cuesta a El Puerto y los portuenses el vandalismo de quema continuada de contenedores en el primer trimestre del año con daños al mobiliario urbano cuyo coste asciende a 20.065,30 euros, con el desaguisado de esta semana añadida a la quema del pasado 5 de abril en carretera de Sanlúcar frente a Angelita alta con 3 contenedores quemados, la cifra sigue creciendo.

Solo en abril 12 nuevos contenedores quemados y una papelera. Por tanto, señala el edil, en lo que llevamos de año El Puerto registra 27 contenedores perdidos por las llamas, tanto para reciclaje como para residuos orgánicos-restos, reducidos a cenizas con un increíble coste para las arcas municipales, más los daños colaterales. Cada contenedor de recogida orgánica tiene un coste de unos 1.150 euros y uno de recogida selectiva supera los 1.240 euros, lo que supone que a día de hoy llevamos unos 35.000 euros de coste por vandalismo.

En la ciudad de El Puerto de Santa María no ha habido semana que no haya amanecido con una estampa desoladora, fruto de actos vandálicos o acciones coordinadas para crear el caos, con el consecuente desembolso económico que esta acción repetida supone para las arcas municipales y, por supuesto, para los vecinos de El Puerto.

Desde el Ayuntamiento de El Puerto, señala Millán Alegre, “no se entiende la satisfacción que pueden encontrar los autores de estas fechorías, cuyas consecuencias son en toda regla devastadoras, pues sus actos son un atentado contra la ciudad. Además, de que ponen en peligro constantemente la seguridad de los entornos de la isleta, donde hay arbolado, edificios o vehículos”.

Alegre señala que “no es justo que la ciudad tenga que pagar las consecuencias de esta barbarie que obviamente recorta el presupuesto de otras cuestiones relevantes para El Puerto, que pagamos todos los portuenses”.

La Policía está investigando los sucesos con el objetivo de capturar a los malhechores y descubrir quién o quiénes están detrás de estos atentados contra el mobiliario urbano de la ciudad y pide la colaboración ciudadana para dar con ellos, a los que es evidente que no frena nada y que se amparan en la nocturnidad para actuar; advirtiéndoles que en muchas zonas la Policía tiene cámaras de vigilancia.

Millán Alegre señala que los daños no se ciñen a la quema de los contenedores que ahora habrá que restituir sino que las consecuencias son mucho más graves, con daños irreparables en arbolado y mobiliario urbano ubicado al lado de las isletas.

Por último, Alegre señala que esta quema y el vandalismo que acecha la ciudad de El Puerto de Santa María no es sólo un problema social, sino que se ha convertido en una peligrosidad que se mezcla con el incivismo y que provoca incendios que como queda evidenciado representan un peligro para todos. Sin contar, por supuesto, los efectivos que tienen que trasladarse a los distintos puntos rompiendo la planificación para limpiar el desaguisado.

Comparte esta noticia
Ir al contenido