La última prueba de circulación del tranvía de la Bahía de Cádiz consiguió llegar hasta la capital. Concretamente, se ha desplazado desde las estaciones de Río Arillo, en San Fernando, y Cortadura. Este nuevo destino supone un hito para el servicio ya que nunca se había llegado tan lejos.

Estos primeros ensayos se han realizado en colaboración con Adif. La entidad encargada de la regulación y control de la circulación del tranvía a su paso por la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz.

Las unidades del tranvía han circulado así por las mismas vías que emplean los trenes de Renfe a lo largo de esta línea férrea. Para ello y de acuerdo con Adif se ha escogido una banda horaria sin servicio comercial.

Se trata de un hito decisivo en el avance final del proyecto fruto de la colaboración entre las dos administraciones. Este tranvía es pionero en territorio español. Es la primera vez que un tranvía, metro ligero que promueve la comunidad autonómica, circula por la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) del Estado. Anteriormente, las unidades del tranvía ya circularon por vías en el norte de España, donde se desarrolló la fase de homologación.

La Consejería ha apostado porque su puesta en servicio comercial sea una realidad, dándole la continuidad a las pruebas que antes no tenían. La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha asegurado que desde el primer momento se ha impulsado este proyecto “tan importante para la movilidad en la Bahía de Cádiz, superando escollos y acelerando la tramitación pendiente”. Además, la consejera la destacado la “colaboración con la administración estatal para que los gaditanos puedan utilizar cuanto antes este transporte”.

Estos ensayos habían llegado el pasado mes de marzo, hasta la zona mixta o de transición en Río Arillo. El día anterior el tranvía circula en pruebas por las vías de Adif, añadiendo seis kilómetros a los casi 15 en pruebas existentes. Desde el inicio del itinerario en Pelagatos, en Chiclana, hasta Río Arillo.

Antes de la circulación del tranvía por vía férrea, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía ha modificado la catenaria. Sin la cual no hubiera sido posible pasar los trenes de la zona tranviaria a la zona ferroviaria. Estas operaciones exigen una estrecha relación y colaboración entre la administración autonómica y del Estado.

En esta legislatura se han llevado a cabo las pruebas funcionales con los trenes. También las pruebas de integración con los sistemas tranviarios. En marzo se llegó a la parada mixta de Río Arillo, con éxito en el paso del Salto del Carnero.

La jornada en pruebas de los trenes por la zona tranviaria se ha ampliado a las 15 horas y se ha incorporado personal seleccionado por Renfe para la operación. Incluidos operadores, conductores e interventores de cara a la explotación comercial.

La homologación del material móvil es un proceso imprescindible para trenes nuevos como este tranvía. El prototipo es fabricado para la explotación híbrida y pionera que combina las vías tranviarias y ferroviarias.

Desde las dos paradas hay un recorrido de diez kilómetros por vía férrea, que compartirán el tranvía y Renfe. En el trazado tranviario se avanza en la formación del personal. A la que seguirán pruebas de robustez, y la última fase o chequeo (simulación de marcha comercial sin pasajeros).

Leer también

Cádiz recupera la oferta educativa en todos los centros para el curso 2021/2022

La concejala de Enseñanza, Ana Fernández, ha informado al Consejo Escolar Municipal celebr…