Este próximo martes el Consejo de Ministros aprobará un plan nacional de vacunación en el que se manejará todas las dosis de vacunas contra la COVID-19 que vayan llegando.

Lo anunciaba este pasado domingo el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez quien incidía en que solo habrá una estrategia, la nacional, a pesar de que la mayor parte de las competencias en Sanidad están transferidas a las autonomías. Lo que se traduce de estas declaraciones es que la distribución de la vacuna correrá a cargo del Gobierno, aunque en colaboración con los distintos territorios.

Dentro de ese plan no quiso Sánchez confirmar que los ancianos serán los primeros pero se intuye en que dicho plan tiene a ese sector de la sociedad y a los sanitarios como destinatarios preferenciales de la vacuna.

Serán los 13.000 centros de salud de todo el país los encargados de la vacunación que seguirán un plan común a la vacunación contra la gripe por lo que la confianza en el sistema nacional de salud es plena“El sistema nacional de salud está preparado. Su capacidad para vacunar en un corto espacio de tiempo es sobresaliente”, ha dicho Sánchez, que ha puesto como ejemplo que este año se han vacunado 14 millones de personas contra la gripe en apenas ocho semanas.

Hasta el momento se sabe que la Comisión Europea, encargada de la adquisición y distribución de la vacuna para toda la UE, ya ha cerrado contratos con cinco farmacéuticas (AstraZeneca, Sanofi-GSK, Janssen, BioNTech-Pfizer y CureVac) para adquirir por adelantado de 1.225 millones de dosis, más 580 millones en reserva. A España le corresponde un 10% de esas cantidades. 

Leer también

San Fernando organiza un taller para jóvenes de diseño en 3D de mobiliario urbano

Las clases se impartirán por videoconferencia debido a la pandemia. El número de plazas of…