Desde las 00.00 horas y hasta el 25 de enero, Andalucía tendrá unas medidas especiales que volverán a sufrir una modificación tras la reunión de expertos del pasado viernes. El objetivo no es otro que paliar los efectos de un coronavirus en auge según los últimos datos que apuntan a una tercera ola de contagios.

Se mantiene el cierre perimetral de la comunidad, como sucedió antes de las fechas más destacadas de Navidad y se establece un adelanto del cierre de la hostelería y también del toque de queda que pasa de las once a las diez de la noche. También se mantienen las limitaciones de reuniones a seis personas.

Pero no toda la provincia gaditana mantiene el mismo nivel de alerta ya que debido a los contagios procedentes de Gibraltar relacionados con la nueva cepa, ha obligado a que localidades como la cordobesa de Añora y también el municipio de La Línea de la Concepción pasen a nivel cuatro grado 2, lo que se traduce en el nivel de mayor gravedad. Esto significa que toda la actividad, salvo la esencial, se mantendrá cerrada.

De la misma forma, hay otros distritos con una alta incidencia de contagios como el Jerez-Costa Noroeste que pasa a nivel 4 grado 1 de alerta, al igual que el Campo de Gibraltar.

Destacó Juanma Moreno que de momento no se había visto conveniente ni necesario cerrar toda la provincia de Cádiz pero “esta decisión está en permanente revisión“, dijo.

Leer también

La Ley de Memoria Democrática y sus consecuencias

El ayuntamiento de Cádiz se ha propuesto cumplir a rajatabla con la Ley de Memoria Democrá…