San-Fernando-colocará-atracciones-en-su-Feria-del-Carmen

Se trata de contribuir a devolver a San Fernando el poderío de su Feria y para ello se necesitan soluciones. Así el Ayuntamiento ha buscado fórmulas para reducir el coste que tiene montar una caseta en la Feria del Carmen y de la Sal. Y según las cifras ha conseguido reducirlo en más de un 80% por metro cuadrado.

Los elevados costes de montaje y la escasa rentabilidad, condicionada a que la feria de día no se consigue potenciar por la escasez de sombra y las altas temperaturas, han ido provocando un descenso continuado del número de casetas.

El Gobierno local, tras estudiar varias ferias, costes, posibilidades de cambios y analizar cada detalle con feriantes, hosteleros con experiencia, caseteros de ocio, entidades y particulares, está convencido de que, si se quiere dinamizar la feria, se hace imprescindible dirigirse en dos direcciones. Por un lado, contar con un recinto ferial arbolado, verde, fresco, con sombra, más compacto y con calles menos anchas. Y en segundo lugar, reducir drásticamente el coste de montaje fijo de los caseteros.

Llega un nuevo modelo

En esta Feria de 2022 se implanta parte del nuevo modelo. Así, en las tasas que van a regular esta edición de la Feria del Carmen y de la Sal se evidenciará una reducción enorme del coste por metro cuadrado, superando el 80% del mismo.

En este modelo, una caseta de unos 200 metros cuadrados en la última feria superaba entre tasa de montaje, de ocupación, alcantarillado, electricidad y residuos los 2.000 euros. Ahora estará en torno a los 420 euros. Se pasa de media, en función de tipo de caseta, de más de 9 euros por metro cuadrado a un coste de poco más 2 euros por metro cuadrado. Y en el caso de las casetas más pequeñas la diferencia aún es mayor. Según los cálculos municipales, este año se podrán montar casetas por un coste que alcanzará un máximo de 657 euros para las casetas de mayor tamaño de 320 metros cuadrados.

Además, el Ayuntamiento está además aportando otras fórmulas que reduzcan aún más los costes vinculados a la decoración, mobiliario y actuaciones. Todo un paquete municipal de acciones que, según el consistorio isleño, permitan tener casetas muy rentables que sitúen la Feria de San Fernando en su calendario de referencia.

Casetas de menor tamaño

Este año el recinto provisional en el Parque Almirante Laulhé solo permitirá un número máximo de 27 casetas, quizá un número algo corto. Desde que se ha lanzado la convocatoria de este año han sido muchas las empresas referentes, entidades, familiares, grupos de amigos que han manifestado su voluntad de montar caseta.

El Gobierno municipal busca un nuevo modelo de casetas de menor tamaño más parecido a la mayoría de las de Sevilla, Jerez o Sanlúcar, más pequeñas y, a la vez, mucho más interesante para entidades, hosteleros o particulares.

Cómo solicitar una caseta

Pueden presentar la solicitud en el Registro Auxiliar de Fiestas y Registro Electrónico, en el periodo comprendido entre el día 26 de abril y el 24 de junio. Dentro de este plazo, se diferencian dos periodos que determinan la adjudicación final de la caseta elegida por cada solicitante.

Habrá un primer período comprendido entre el 26 de abril y el 6 de mayo. El total de solicitudes de casetas se ponderarán. El orden será conform al tipo de entidad solicitante, antigüedad en la feria de San Fernando y metros cuadrados de la caseta montada en la feria de 2019.

Las personas físicas o jurídicas que presenten solicitud en este primer período seleccionarán su opción de caseta según el orden que hayan obtenido en la clasificación final del total de solicitantes.

Posteriormente, se abrirá un segundo período entre el 7 de mayo y el 24 de junio. Aquí ya por orden estricto de entrada en el Registro, podrán seleccionar entre las casetas que hayan quedado libres. Será hasta agotar el total de casetas o finalización del periodo.

Cómo llegan las adjudicaciones

Para determinar la adjudicación se baremarán las solicitudes y se hará una clasificación de orden de selección de las casetas en base a unos criterios que darán preferencia en todos los casos a las entidades sin ánimo de lucro, con independencia de si instalaron caseta en la última feria.

Otro criterio es el de la antigüedad del casetero titular solicitante, que recibirá un punto por cada año en el que haya tenido presencia en la Feria del Carmen. Finalmente, también se tendrá en cuenta el criterio de los metros cuadrados de suelo de la caseta montada en la Feria de 2019 por el solicitante. Las personas y entidades que tradicionalmente han montado las casetas más grandes puedan acceder a las que ahora tendrán más metros cuadrados, se le otorga más peso a este concepto, dando un total de puntos igual a los metros cuadrados de suelo de la caseta de feria de 2019, en el caso que montaran, multiplicado por dos.

En caso de empate en la puntuación entre solicitantes, se ordenarán primando los años de antigüedad y, en caso de mantenerse puntuaciones iguales, se dará preferencia, en segundo lugar, al orden de presentación de solicitudes.

Un guiño a los más jovenes

Desde el Gobierno local comunican también que están cerrando varias alternativas para dar respuesta a la comunicación entre las dos zonas de atracciones y recinto de casetas. Y que los más jóvenes dispongan de una zona específica atractiva para ellos dentro de la Feria.

Share