La Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz ha reiterado hoy, al término de la sesión de negociación celebrada desde ayer y hasta esta madrugada, que la posición sindical sigue siendo inasumible y no muestra voluntad de acercar posturas.

Después de una reunión de 12 horas en la sede del CARL, en Sevilla, FEMCA mantiene su firme voluntad de negociar. Pero según ha expresado José Muñoz, secretario general de la organización empresarial, “nos hemos encontrado con una posición inmovilista por parte de los sindicatos. Nuestras empresas entienden que la postura última que pusieron ayer encima de la mesa es prácticamente la misma de la del inicio de las negociaciones con la entrega de la plataforma».

Por ello, Muñoz continúa, «y habiendo FEMCA cedido hasta en cuatro ocasiones en las reuniones privadas que habíamos mantenido, las empresas nos trasladan que no podrían soportar el cambio en las tablas salariales que los sindicatos proponen, que supondría la quiebra para la gran mayoría de ellas”.

Esperan recibir señales de voluntad de cambio

FEMCA esperará a recibir señales de voluntad de cambio en los sindicatos antes de volver a sentarse en una mesa de negociación. Así la organización empresarial ha reiterado su última postura expresa en las conversaciones previa a la huelga indefinida. Renunciar a las pretensiones de reducción planteadas al inicio de las negociaciones del convenio, tales como aumento de jornada anual, reducción de pagas extra, fórmula de cálculo de horas extra que se incluían en la posición empresarial inicial.

Además, garantizarían el mismo texto de convenio para 2021-2022 e incluso 2023, incluyendo un incremento moderado para 2021, con un efecto retroactivo limitado en términos aproximados a lo que ya se ha firmado en el convenio del metal de Córdoba o Sevilla. Además se podría negociar tanto el porcentaje como la fecha de efecto.

Para 2022 y 2023 se ha apuntado la posibilidad de fijar incrementos importantes de convenio similares a los que planteaba la plataforma sindical. La razón de la posición de FEMCA se basa en “la insuficiente carga de trabajo del ejercicio actual y el 2020, como consecuencia de la caída del mercado y la recesión económica”.

Leer también

Cyber Monday vs. Black Friday

Estas son unas fechas en las que la tarjeta de crédito no parece parar. Compras y fenómeno…