La campaña de pesca en las almadrabas ha finalizado. Entre las almadrabas de Barbate, Conil Zahara y Tarifa, se han capturado hasta 2.330 toneladas de atún rojo.

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, ha destacado “el trabajo coordinado del sector almadrabero y de la administración pesquera, que ha permitido alcanzar cifras récord en capturas, número de levantadas, periodo de pesca e inspecciones realizadas. Son indicadores del buen estado del recurso, gracias a que se ha pescado con responsabilidad”.

Dado que la campaña de pesca 2022 dio comienzo el 19 de abril en la almadraba de Conil, y ha finalizado en julio en la almadraba de Barbate, se ha producido el periodo más largo de pesca de los últimos años, con más de dos meses y medio de actividad.

Asimismo, y debido al aumento de las cuotas de pesca así como a la adquisición de las de otras pesquerías, también se ha alcanzado un récord en la campaña de pesca con 2.330 toneladas de atún rojo salvaje, capturado en las 103 levantadas tradicionales que han llevado a cabo las almadrabas gaditanas de Conil, Zahara, Barbate y Tarifa.

Récord también en inspecciones

Por su parte, la Subdelegación del Gobierno en Cádiz ha llevado a cabo con éxito mediante su Servicio de Inspección de Pesca Marítima la campaña de control, con el objetivo marcado por la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, de inspeccionar el 100% de todas las
operaciones de pesca, de acuerdo con las obligaciones de control que marca la Comisión Europea para esta importante pesquería y que, pese a la magnífica recuperación del stock que ha experimentado la especie en los últimos años, sigue sometida a un estricto Plan de Gestión Plurianual.

Para alcanzar este objetivo ha sido imprescindible la colaboración de la Guardia Civil, mediante el Patrullero “Rio Guadalete” del Servicio Marítimo de la Guardia Civil que, como buque de inspección pesquera, ha proporcionado a los inspectores de pesca el apoyo y medios necesarios para realizar las más de 155 inspecciones en la mar que se han realizado esta temporada, récord también de inspecciones en una misma campaña.

Este riguroso control de las operaciones de pesca y desembarque o de trasbordo a buques procesadores y exportación y distintas fases de la comercialización, hace que la pesca en las almadrabas gaditanas sea una de las más responsables
y controladas a nivel global, además de ser única a nivel nacional.