En la reunión del Patronato de la Fundación Universitaria de las Artes de Jerez (Fundarte), bajo la presidencia de Mamen Sánchez, se han presentado el balance de situación y la cuenta de resultados, así como la memoria de actividad, correspondientes a 2021. Esta entidad gestiona el Teatro Villamarta y la actividad de flamenco en la ciudad.

Un año marcado por el COVID-19

La directora gerente de Fundarte, Isamay Benavente,  ha explicado a los patronos “la difícil situación económica por la que atraviesa la fundación. Esto es debido al mantenimiento de la oferta cultural en un año muy complicado por la llegada de imprevistas y sucesivas olas de COVID-19 y las consiguientes medidas restrictivas”. Entre estas medidas, citó la reducción de aforos, las limitaciones horarias para la celebración de espectáculos, el cierre perimetral y las restricciones de movilidad. “Todo ello tuvo un fuerte impacto en el sector cultural, hasta el punto de que se produjo una reducción de hasta el 50 por ciento en el número de espectadores y, por tanto, ha condicionado el resultado económico de la actividad del Teatro Villamarta durante el pasado año”, ha explicado Benavente.

La directora-gerente ha puesto en valor el hecho de que se mantuviera la actividad, “una decisión de suma importancia para un sector como el cultural que no ha podido beneficiarse de los ERTES”. También ha incidido en “la apuesta que se ha hecho desde la ciudad por ofrecer cultura y apoyar a los artistas a través de la programación del teatro”.

Asimismo, Isamay Benavente ha informado a los patronos de Fundarte sobre el estado de la deuda -de la que, a día de hoy, ya se han pagado 607.976 euros- y ha señalado que “la filtración de unos datos económicos sin estar debidamente contextualizados antes de la celebración del Patronato no benefician a la institución”. Igualmente, ha aclarado las dudas planteadas sobre los datos económicos presentados y ha solicitado la ayuda de los patronos “a la hora de buscar soluciones económicas a la institución, con el objetivo de garantizar su estabilidad en el futuro, y no hagan que ésta sea tan dependiente de sus ingresos por taquilla en momentos tan complejos”.

Modelo del Teatro Villamarta

Uno de los asuntos abordados en la reunión del Patronato de Fundarte ha sido el papel que juega el Teatro Villamarta en la ciudad. A este respecto, Francisco Camas, vicepresidente de la misma, ha hecho hincapié en que, “para el Gobierno municipal, no está en cuestión el modelo actual, puesto que se trata de una inversión en cultura, en imagen y proyección de la ciudad, además de ser capaz de impulsar el sector turístico y hostelero”. No obstante, ha pedido a los patronos que representan a otros grupos políticos “que aclaren cuál es su modelo de teatro y cultura para Jerez”.

Entre las posibles soluciones, figuran incrementar los ingresos públicos de las Administraciones supramunicipales (especialmente, recuperar el apoyo de la Junta de Andalucía al proyecto lírico), así como los apoyos del sector privado, aprovechando la nueva normativa de beneficios fiscales con el que cuentan las empresas que inviertan en cultura. A este respecto, todos los patronos se han comprometido en trabajar en beneficio de la institución en la búsqueda de soluciones y se ha decidido celebrar una reunión de trabajo en septiembre.

Share