Fue el pasado mes de febrero cuando Jon Ander Garrido sufrió una lesión en su rodilla que le obligó a pasar por el quirófano a mediados de julio. El jugador vasco estuvo alejado de las canchas por seis meses y desde entonces no ha podido disputar un solo partido oficial con el Cádiz CF.

Este lunes el equipo gaditano regresó a los trabajos de entrenamiento en la Ciudad Deportiva de El Rosal después de la derrota ante el Osasuna del sábado pasado.

La presentación del equipo andaluz en la máxima categoría del fútbol español no ha sido buena y es por eso que los dirigidos por Álvaro Cervera han comenzado su preparación de cara al encuentro de la jornada 2 de la Liga Santander en donde los andaluces visitarán al Huesca en el Alcoráz.

Sin duda la buena noticia ha sido la reincorporación del bilbaíno de 30 años, aunque se vislumbra imposible que pueda participar en el partido del próximo domingo. Garrido empieza a coger ritmo para estar a punto y poder ser considerado por Cervera para ganarse un puesto en la alineación titular y cumplir su sueño de debutar en la Primera División. 

Leer también

El San Fernando CD rompe la racha ganando al Real Betis Deportivo (0-1)

El conjunto isleño logró a la tercera lo que no había podido lograr anteriormente: adelant…