Hoy celebramos el Día Internacional del Libro. Y es que maestros como Cervantes, Garcilaso de la Vega y Shakespeare nos dejaron ese 23 de abril de 1616 para marcar una fecha. Hoy les seguimos recordando y celebrando de forma especial.

Miguel de Cervantes y Saavedra (1547-1615) 1600. Jauregui y Aguilar, Juan de (c.1566-1641); Real Academia de la Historia, Madrid

Sabemos que leer siempre es un placer pero si a la lectura le sumamos la magia de la historia o del misterio, el plan puede ser todavía más perfecto. Así que hoy vamos a recordar un texto único que esconde muchos secretos, vamos a hacer un poco de historia.

El Codex Gigas: La biblia del diablo

Sin duda, un clásico entre los libros extraños de nuestra historia es el Codex Gigas. Entre sus nombres conocidos: El Código del Diablo o el Código de Satanás, no hacen falta más palabras. Es uno de los manuscritos antiguos medievales escritos sobre pergamino más inquietantes que conocemos. Para empezar, su encuadernación ya tiene unas dimensiones espectaculares, de 92 x 50,5 centímetros, algo totalmente único, y ronda los 75 kilogramos de peso. Conserva 312 hojas de las 320 que tenía originalmente, alguien arrancó ocho de ellas por causa que aún se desconoce. Entre los contenidos más emblemáticos que contiene se encuentra la Chronica Bohemorum, la obra más antigua de la historiografía checa, realizada por Cosmas de Praga (h. 1045-1125), un religioso, escritor e historiador que ocupó el cargo de decano capitular de Praga. Esta es una copia de una calidad excepcional.

Su fecha de creación se localiza entre los años 1204 y 1230. Lo podemos establecer por los datos que aparecen en el propio texto como la muerte del obispo Andreas de Praga en 1223 registrada en la necrológica que incluye o la falta de más nombres posteriores a 1230. Esto hace pensar que esa franja temporal es la correcta. También una nota que aparece en la primera página del códice establece además como su primer propietario al monasterio benedictino de Podlazice (República Checa).

Una leyenda, ¿cierta?

Pero aquí viene su historia al margen de la historia. Una leyenda. Algunos admiradores del códice afirman que, en realidad, fue realizado en una sola noche, como el acueducto de Segovia. Esta leyenda popular explica que el autor del códice fue un monje benedictino que había sido condenado a morir emparedado vivo por un crimen horrible, pero para evitar su muerte, este propuso crear un libro monumental, nunca visto antes, como manera de honrar al monasterio. En él se unirían los textos bíblicos y todo el conocimiento del mundo. Además, como decimos, todo ello lo haría en una sola noche. Cuando llegó el momento, el monje, sin saber qué hacer para cumplir la descabellada tarea que se había propuesto, recurrió a Satanás, al que le pidió ayuda.

Este aceptó a cambio de que su imagen apareciera en una de las páginas del libro. Y si, esta representación del diablo que, realmente terminó contenida entre sus páginas, es uno de los puntos más inquietantes que rodean al libro.

Share