Irene García, presidenta de la Diputación de Cádiz, ha sido elegida por unanimidad en el seno de la Comisión Permanente del Consejo Andaluz de Gobiernos Locales. García Macías releva en esta responsabilidad al que fuera alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano.

Se trata de una institución representa los intereses de los ayuntamientos y las diputaciones andaluzas, velando por el respeto a las competencias de las entidades locales como garantía de una eficaz prestación de servicios públicos. Sus facultades están reconocidas en el Estatuto de Autonomía de Andalucía y se precisan en la Ley de Autonomía Local de Andalucía (LAULA).

Toda norma autonómica, que afecte a los intereses o competencias de las entidades locales andaluzas, debe trasladarse al Consejo Andaluz de Gobiernos Locales. El Consejo emitirá un informe preceptivo que puede aceptarse o puede descartarse. El Consejo Andaluz de Gobiernos Locales inició su andadura en 2010 y en doce años de trayectoria ha emitido informes sobre casi 600 proyectos de normas

La defensa de las entidades locales

Irene García ha agradecido a los miembros del Consejo “la confianza depositada en mí para continuar una labor que es muy útil para los ayuntamientos, las diputaciones y la ciudadanía destinataria de sus servicios públicos”.

La presidenta de la Diputación de Cádiz ha valorado el trabajo desarrollado por su predecesor, Francisco Toscano, y ha animado a perseverar en la defensa de las entidades locales, “utilizando el consenso como herramienta imprescindible” y adoptando un cariz reivindicativo cuando sea preciso.

También ha argumentado que las crisis -sanitaria, económica y social- espoleadas por la pandemia han fortalecido el protagonismo de los ayuntamientos y las diputaciones “que no se han escudado en limitaciones de competencias para aportar las soluciones que necesitaban los vecinos y vecinas”.