Jaime-Armario-Diputado-Provincial-de- Cádiz

Las instituciones públicas han sabido readaptarse en medio de la pandemia y han aprendido cómo apoyar, con esfuerzo y tesón, las diferentes áreas sociales y económicas de la población. Ayuntamientos y diputaciones como la Diputación Provincial de Cádiz han trabajado en este 2020 para modificar presupuestos sobre la marcha, cambiar lo que había planificado con el objetivo de apoyar social y económicamente a los distintos sectores afectados. Uno de los diputados encargado del Área de Desarrollo y Ciudadanía, deportes e IFECA de la Diputación es Jaime Armario que visitó el estudio de Radio Marca Cádiz para repasar la actualidad y hacer balance de este año que se acaba.

Armario sabe que tanto la Diputación como el ayuntamiento de San Fernando (del que es concejal), han estado al lado de las personas en medio de una pandemia y un 2020 muy complicado. “Es una situación en la cual no había un cuaderno de instrucciones. Todo es nuevo pero teníamos muy claro tanto en el gobierno de la diputación como en el gobierno del ayuntamiento de San Fernando que primero teníamos que atender a las situaciones de las personas y ahí es donde se vuelcan las aportaciones económicas”. Porque si hay algo que tiene claro Jaime Armario es que hay que readaptarse sobre la marcha pero también llevar a cabo una planificación de cara al futuro. “Estamos en medio de una crisis sanitaria pero también social y lo que teníamos planificado en enero o febrero se cambió y estamos jugando con la certidumbre y la incertidumbre de cara al año que viene, viendo lo que es lo mejor”.

Trabajar con esa incertidumbre de qué pasará con el virus es complicado pero se intenta desde las instituciones. “Se prevé todo con prudencia pero con calma sobre lo que pueda pasar en 2021”. Y añade que “no hay que pecar de impaciencia, no podemos ser impacientes sino ser pacientes porque luego llegan las olas tan famosas y se retrocede hacia atrás”.

Uno de los temas que ahora mismo ocupa debates en plataformas de comunicación y también en la calle es qué pasará con la Navidad. Al respecto Jaime Armario aboga por la prudencia: “Hay una cuestión prioritaria. Si tenemos querer Navidad, quizás hay que pensar en tener próximas navidades y hacer caso a las autoridades sanitarias siempre. Estamos en un punto en el que hay que reinventarse en las relaciones familiares al igual que están haciendo las empresas y las mismas instituciones”. Y añade y deja abierta la puerta a que estas navidades sean bien distintas a las de siempre. “Quizá hay que ser muy prudentes ahora y reunirnos más en marzo y abril y tener una primavera más bonita. Hay que ser muy prudentes y atender siempre a las autoridades sanitarias”.

El coronavirus ha cambiado todas las relaciones personales y también está obligando a las instituciones a mantener el equilibrio presupuestario. “Desde la Diputación es complicado mantener el equilibrio y también en áreas como la de Bienestar social, cultura y deporte y todo lo que sirve de promoción de actuaciones de la provincia además de IFECA, por ejemplo, con todas las ferias que han parado en este año”. Y si hay problemas especialmente es en aquellas áreas donde lo presencial es vital. “Nosotros, en mi área la gran mayoría de las cosas son presenciales, se convoca y se reúne mucha gente como eventos gastronómicos, deportivos, culturares y los eventos multitudinarios es lo que más se ha visto damnificado. Por eso hemos estado reinventándonos en todos los sectores y también en las administraciones”.

En el plano más personal, Jaime Armario reconoce que le cuesta adaptarse a la nueva normalidad: “Echo de menos los abrazos, los apretones de mano y llevo mal la tecnología. Y más cuando yo en mi caso con las restricciones nos podemos ver poco. Las reuniones telématicas creo que es algo que viene para quedarse, que nos permitirá ser más eficientes en el futuro y quizá debamos aprender algo, por ejemplo de ciudades como Tokio y países como Japón donde pude estar y comprobar que no tienen nada que ver en ese aspecto con nosotros”.

Apuesta por la cultura y el deporte

La Diputación de Cádiz apuesta mucho por el deporte en toda la provincia y también por la cultura. “Es verdad que tenemos un tejido social y deportivo muy potente en Cádiz, sobre todo en las grandes ciudades de la provincia. Nosotros nos marcamos una estrategia de cara al deporte base, como promocionar nuestra provincia como destino de eventos deportivos y también de promoción de deportes porque creemos que alrededor de la cultura y el deporte hay mucho más que los artistas o los deportistas”.

“Cádiz ha sido testigo de eventos de baloncesto, hípica, Halterofilia, Balonmano, vela, Kite Surf, etc que son eventos que hacemos habitualmente pero todo se ha visto afectado”. Y de cara a 2021, “la intención de la Diputación es aumentar las subvenciones el año que viene a las federaciones así como al deporte base e ir recuperando los eventos deportivos con público“, algo imposible a día de hoy pero que “ayudaría mucho al desarrollo económico de la provincia de Cádiz”.

Desarrollo económico cultural y deportivo

Dentro de los presupuestos del año que viene, “somos conscientes de que las ayudas irán destinadas a equipos modestos pero también a otros clubes porque al final la pandemia y la crisis de patrocinadores afecta a todos. Como tenemos dos líneas, una para clubes que están en categorías nacionales, que se creó hace dos años y que se sacará el año que viene, y la otra la del deporte base, sabemos y estamos trabajando ya para aumentarlas en 2021”.

Cádiz es ejemplo de deporte: “Yo siempre pongo el ejemplo de que en Cádiz, menos esquí se puede practicar cualquier tipo de deportes. Además tenemos en muchos casos tenemos instalaciones deportivas de mucho nivel y otras que también se pueden mejorar”. Pero también de cultura, además de centro neurálgico de ferias internacionales celebradas en IFECA que han tenido que ser paralizadas pero donde se está ya trabajando: “En IFECA estamos adaptándonos, haciendo cosas nuevas, intentando estar al día de infraestructuras y poder estar mejor posicionados que antes para cuando se pueda volver a la normalidad”.

Porque si hay algo que a Jaime Armario le gusta es “ser optimista porque el optimismo es el que cambia las cosas pero siempre dentro del respeto a las autoridades sanitarias. Pero hay que vislumbrar el futuro y planificar muy bien para cuando volvamos a una vida un poco normal, ser los primeros, ser competitivos, posicionarnos bien, haciendo ahora las cosas que estaban pendientes.

Dentro de la sociedad y de la Diputación de Cádiz se es consciente de que en deportes y cultura, hay una prioridad para mejorar y aumentar el desarrollo económico de la provincia. “En ese sentido, yo tengo que tirar para mi área que es el deporte y la cultura que mueve mucho desarrollo económico en todos los aspectos. Porque no solo está el artista, sino todo lo que hay alrededor. La cultura y el deporte son inversiones para el desarrollo y trabajamos a diario para mejorarla ayudando siempre allí donde podemos”.

Leer también

Cervera feliz: “No doy la salvación por hecha” pero “es un alivio haber ganado aquí”

La situación cadista es actualmente un sueño cumplido. La victoria en Granada supone haber…