jose-maria-gonzalez-kichi

El alcalde de Cádiz, José María González, ha anunciado la suspensión del Pleno ordinario de junio ante los “ataques intolerables” a la soberanía popular y los “actos violentos” perpetrados por una parte de la Policía Local durante una protesta a las puertas del Ayuntamiento. Durante la misma, se han arrojado varios botes de humo que han inundado las dependencias municipales y han obligado a desalojar el edificio, resultando afectadas por inhalación dos concejalas.

El alcalde ha manifestado que se ve en la obligación de suspender el Pleno hasta las 9.30 horas del lunes 28 porque “no puedo poner en peligro la seguridad y la salud de los trabajadores de esta casa y de los concejales en el Ayuntamiento”. Ha dicho que todas las reivindicaciones le parecen legítimas, pero “condena” esa actitud de los manifestantes en la medida que “la violencia siempre hace que se pierdan los argumentos y la razón”. Ha agregado que “un policía local tiene que serlo siempre, esté o no esté de servicio, y no puede consentir este tipo de actitudes”.

El regidor gaditano, que ha puntualizado que en la protesta participaba “una quinta parte” de la plantilla de la Policía Local,  ha reiterado su “condena enérgica” ante estos hechos, subrayando que “el fin no justifica para nada los medios”, más aún procediendo de “quienes tienen que velar por nuestra seguridad y protegernos”.

José María González ha señalado que la portavoz del Equipo de Gobierno, Lorena Garrón, y la portavoz del Grupo Socialista, Mara Rodríguez, han resultado afectadas por la inhalación de humo procedente de la protesta, por lo que han sido trasladadas a un centro de salud.

Insultos y amenazas

Cabe señalar que el alcalde anunció un receso del Pleno ordinario de junio minutos después de las 12.00 horas a raíz del lanzamiento de varios botes de humo al interior del Consistorio, uno de los cuales alcanzó el balcón municipal y otro la entrada en la planta baja. Los hechos se enmarcan en una protesta celebrada a las puertas del Ayuntamiento por representantes de los sindicatos de Policía Local UPLBA y SPLCA.

El humo inundó las dependencias municipales obligando a su desalojo. Los manifestantes también han proferido “insultos y amenazas” contra el concejal de Empleo, Carlos Paradas, y el jefe de Gabinete de Alcaldía, José Vicente Barcia, en el momento en el que bajaron para interesarse por el estado del presidente de Autonomía Obrera, a quien, al parecer, han intentado agredir los manifestantes.

Ante la imposibilidad de garantizar la seguridad y la integridad de todos los empleados municipales y de los concejales, el alcalde ha anunciado la suspensión de la sesión plenaria, que se retomará de nuevo a las 9.30 horas del próximo lunes 28 de junio.

Leer también

San Fernando cede la Casa Colorá a la Asociación Isleña de Fibromialgia

El Ayuntamiento de San Fernando mantiene su compromiso de respaldar la labor de las entida…