La alcaldesa de Jerez Mamen Sánchez, junto a la teniente de alcaldesa Laura Álvarez, han supervisado hoy el resultado de las obras de reurbanización del entorno de la iglesia de San Juan de los Caballeros, segunda fase, que ya se encuentran finalizadas a falta  de trabajos de jardinería, y que ha contado con un presupuesto de 223.528 euros, que sumados a los  207.600 euros de la primera fase -ejecutada con presupuesto municipal-, suponen una inversión de 431.128 euros en la recuperación de este espacio emblemático del centro histórico de Jerez.

En la visita han estado presentes el hermano mayor de la Hermandad de la Vera Cruz, Manuel Báez, y el hermano mayor del Cristo del Amor, Juan Luis León, quienes han agradecido la ejecución de este proyecto, además de técnicos de la Delegación de Urbanismo que han participado en la redacción y dirección de las obras.

La alcaldesa ha expresado su satisfacción por el resultado de los trabajos ejecutados, que están incluidos dentro del ‘Proyecto de bajas emisiones, movilidad sostenible y digital’, que ha sido subvencionado a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado con los Fondos Europeos Next Generation, que gestiona el Departamento de Planes Especiales que dirige Laura Álvarez.

Esta segunda fase, que ha sido ejecutada por la UTE formada por Agua y Energía de Granada SL y Obras Públicas SA, ha contemplado la reurbanización de la calle San Juan y de la Plaza Melgarejo, completando así todas las actuaciones llevadas a cabo en la fase anterior; damos ya por finalizadas estas obras con las que hemos transformado una zona intransitable de muchos años en un espacio muy bonito, más peatonal, más accesible y cómodo tanto para los vecinos como para las personas que nos visitan”.

Puesta en valor del entorno histórico y patrimonial

La alcaldesa ha destacado que esta actuación contribuye a realzar “la iglesia de San Juan de los Caballeros y a poner en valor su riqueza patrimonial, al facilitar sus accesos con nuevos viales en plataforma única y eliminando las barreras arquitectónicas que existían”.

La intervención en este entorno ha sido uno de las grandes prioridades del Gobierno dentro del Plan Integral del Centro Histórico, para seguir avanzando en la red peatonal que se implantando en esta parte de la ciudad, y que ya es una realidad en calles como Chapinería y Carmen, y que tendrá su continuidad, como ha recordado la alcaldesa, en el eje comprendido entre la Plaza Orbaneja y las calles Santa María de Gracia y Juana de Dios Lacoste, cuyas obras de reurbanización están ejecutándose actualmente”.

Así pues, el Ayuntamiento “culmina ahora un proyecto importante dentro de esta estrategia de recuperación de zonas degradadas del centro para convertirlas en espacios urbanos accesibles y de calidad”, ha subrayado, recordando otra importante actuación“que se acometerá en próximas fechas, como “es la reurbanización del eje entre Puerta Santiago y Puerta Sevilla, unas obras que se encuentran actualmente el su última fase de licitación. Así pues,seguimos apostando por nuestro centro histórico y en esta línea vamos a continuar”.  

Descripción de las obras

Como ha recordado Mamen Sánchez, esta actuación, que ha abarcado una superficie aproximada de 1.000 metros cuadrados, ha permitido la reurbanización de los tramos de la calle San Juan hasta la plaza Orbaneja; la implantación de un diseño en plataforma única y sin bordillos en Plaza Melgarejo, reformando acerados y pavimentos, la dotación de mobiliario urbano, jardineras y de alcorques y la renovación del alumbrado público, incluyendo saneamiento y electricidad, con la consiguiente mejora estética que todo ello supone.

En su primera fase, se acometieron, entre otras actuaciones, la reordenación del espacio que rodea el ábside de la iglesia haciéndolo transitable, la creación de nuevos recorridos peatonales así como   la reapertura de la calle de las Siete Revueltas, que permanecía cerrada desde hacía muchos años.

Satisfacción de las Hermandades del entorno

Por su parte, los hermanos mayores de la Vera Cruz y del Cristo del Amor, presentes en el recorrido, han coincidido en señalar la idoneidad de estas obras, contribuyendo a recuperar esta parte del centro, “muy transitada por turistas y facilitando el acceso al templo y zonas adyacentes, por lo que estamos muy contentos y satisfechos del resultado”, ha manifestado Manuel Báez.

También Juan Luis León ha resaltado la contribución de este proyecto “a revitalizar el centro y a un tránsito más cómodo; ha quedado muy bonito todo este entorno y mucho más accesible para los residentes y visitantes”.