Informe-colegio-oficial-economistas-de-cadiz-sobre-la-crisis-en-2021

El sexto informe que ha realizado durante la pandemia el Colegio Provincial de Economistas de Cádiz, arroja la crisis que está dejando el coronavirus en la provincia de Cádiz. Lo hace con datos sin precedentes sobre una situación económica que refleja los peores de toda la serie histórica desde que se realizan estos informes (2015-2020).

La aparición de la COVDI-19 han acelerado los datos negativos de 2019, consolidando la tendencia de desaceleración y un pobre crecimiento en 2020. Es más, desde este colegio de expertos se apunta a que la incertidumbre genera aún mayores consecuencias negativas para el desarrollo de la actividad económica.

Según los datos de la encuesta, casi tres de cada cuatro economistas (73%) entrevistados para el informe, consideran que la situación económica se agravará todavía más a corto plazo. De hecho, el 86% de los participantes en el estudio creen que la recuperación económica será a partir de 2022. De éstos, un 38% cree que esta recuperación no comenzará hasta 2023 y casi la mitad de los encuestados (48%) piensan que se iniciará el año que viene.

Un crecimiento moderado de la economía

En dicho informe hay un ínfimo porcentaje de optimismo que considera que la recuperación será rápida y llevará consigo un incremento del empleo. Solo el 3% piensa esto último frente a un 61% que piensa que será moderada y la creación de empleo limitada, mientras que el 36% vaticina un crecimiento frágil con nulo efecto en la creación de empresas.


Los datos ofrecidos de la evolución económica a corto plazo de la provincia son muy similares a los de los ámbitos autonómico y nacional. En cuanto a la evolución de los niveles de facturación de actividades empresariales y profesionales, el 67% de los encuestados considera que ha disminuido en 2020 y un 40% cree que seguirá disminuyendo en 2021.

Numerosos cierres empresariales

Uno de los principales problemas viene por el cierre de empresas a causa de la crisis sanitaria. Todo ello provocará un grave problema estructural que dificultará la recuperación para las empresas. Pero también preocupa, sobremanera, la reducción de la facturación de las empresas que se calcula en un 67% de empresas que han visto disminuidos sus ingresos en 2020.

Cabe resaltar que el futuro no se ve con optimismo en el primer semestre. Básicamente porque el 100% de los participantes pronosticaban un empeoramiento de la economía provincial en los siguientes seis meses. Y en el segundo semestre se percibe una pequeña tendencia a una cierta mejoría motivada por la movilidad permitida durante el verano.

La encuesta se ha realizado con las opiniones de los economistas colegiados desde un plano y punto de vista profesional e independiente sobre la percepción de la evolución económica de la provincia y cobra un especial interés para la sociedad que en épocas de incertidumbre espera una respuesta de los profesionales que puedan arrojar algo de luz sobre cuestiones de especial interés y preocupación para los ciudadanos. Los datos recogidos se coordinan con las encuestas del Consejo General de Economistas para consolidar una opinión a nivel nacional. En las encuestas, realizadas en dos fases, en junio y en diciembre, han participado un total de 312 colegiados representantes de las diversas categorías de actividades profesionales.

Leer también

Cervera sobre su idea y el punto: “Este punto te da la posibilidad de no tener que explicar nada”

Un resultado que dio porque se cumplió el guión de Cervera hasta el final, siguiendo una i…