El presidente de la Diputación, Juan Carlos Ruix Boix, y el alcalde de Grazalema, Carlos Javier García, han mantenido un encuentro en el Palacio Provincial para, entre otros asuntos, avanzar en la colaboración entre ambas instituciones de cara a la instalación de un hotel en Benamahoma.

La Diputación ya ha culminado las gestiones necesarias para facilitar al Ayuntamiento de Grazalema el más de medio millón de euros necesarios para adquirir la parcela y el inmueble donde se pretende ubicar el establecimiento, por lo que el primer hotel de Benamahoma está más cerca de ser una realidad.

La última gestión, y sobre la que estuvieron hablando durante esa reunión, es la firma de un nuevo convenio en el que se recogen las estipulaciones para otorgar una subvención directa a favor del ente local por importe de 341.045 euros.

Ayuda aportada por Diputación

La actuación es la continuación del expediente de subvención directa de 200.000 euros concedida en 2021. En suma, la ayuda aportada por la Diputación al Ayuntamiento de Grazalema para completar esta operación alcanza los 541.045 euros, justo la cantidad necesaria para que el Ayuntamiento se convierta en el titular del equipamiento una vez finalice su compra a Lipassam, actual propietaria del inmueble.

Éste fue el asunto destacado, pero también se pusieron sobre la mesa otros temas de interés para ambas instituciones, relativos a las inversiones realizadas por la Diputación en el municipio y que han posibilitado la ejecución de acciones que han contribuido al desarrollo económico, social y cultural de la localidad. Como ejemplo, Ruiz Boix resaltó los 3.394.677,26 euros destinados a programas para fomentar el empleo en los últimos tres años, entre planes COVID, planes de cooperación local, planes de fomento del empleo agrario, planes provinciales de obras y servicios, convenios y asistencias varias.

Cerca de 4’5 millones de euros

En total, cerca de 4’5 millones de euros –en concreto, 4.499.306,45- que demuestran el compromiso de la Diputación con este pueblo serrano, en opinión del presidente, y que se verá reflejado de nuevo en los presupuestos del próximo ejercicio.

Juan Carlos Ruiz Boix y Carlos Javier García aprovecharon la ocasión para avanzar en la necesaria coordinación entre la Diputación y el Ayuntamiento de Grazalema para llevar a cabo todas estas actuaciones. El presidente, además, ofreció su disposición al alcalde para colaborar en todo lo posible.